Monseñor Báez insta a denunciar a poderosos y sus caprichos abusivos, impuestos en modo despótico

El obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, instó a feligreses nicaragüenses exiliados en Panamá por la persecución del régimen en Nicaragua, a "vigilar", soñar, despertar, y "estar despiertos" y atentos a los problemas sociales, económicos y políticos que rodean a la sociedad y denunciar los abusos de los poderosos que cometen contra el pueblo. Así mismo a no ser indiferentes ante violaciones a los derechos humanos.

“Estar despiertos” es ser solidarios con los exiliados que sienten con dolor la lejanía de su patria, que no tienen trabajo y que casi siempre viven en la inseguridad. “Estar despiertos” es abrir los ojos para denunciar los abusos de los poderosos que se erigen como dueños de la sociedad, que convierten sus caprichos abusivos en ley y que se imponen sobre el pueblo en modo injusto y despótico" alentó el obispo quien ofició una misa en la Iglesia Nuestra Señora de El Carmen en Panamá. 

LEER MÁS: Cuadra: Iglesia católica en Nicaragua prevalecerá ante ataques de Daniel Ortega que "radicaliza su endiosamiento"

Monseñor recordó que "hay gente que, en lugar de ayudar y servir para que la vida de los otros sea más digna y mejor, vive, “golpeando a sus compañeros” (Mt 24,49), es decir, calumniando, maltratando, haciendo sufrir, sembrando miedo y aplastando la esperanza", por lo que instó a que todos "debemos “despertar”.

                                                  

"Hay que practicar la resistencia y la rebeldía frente a esta cultura de muerte" añadió Báez a quien el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo atacan por sus homilías que ilustran la grave crisis de derechos humanos que se vive en Nicaragua.}

"No debemos tolerar que se imponga la injusticia, la mentira y la violencia. No debemos ver como normal el atropello a las personas y el irrespeto a su dignidad. Debemos ser rebeldes frente a estas fuerzas inhumanas y no dejar de creer y esperar que el mundo puede ser distinto y mejor" añadió Báez. 

SIGA LEYENDO; Monseñor Báez: la Iglesia no se doblega ante poderosos, no negocia la verdad, denuncia ataques y calumnias

El obispo aseguró que "sin sensibilidad" no es posible "caminar tras los pasos de Jesús" 

                                                    

"Las palabras de Jesús: “estén despiertos”, “velen”, son una exhortación para despertar al amor, para vivir con más lucidez, sin dejarnos arrastrar pasivamente por lo que nos impone la cultura del egoísmo, de la indiferencia y de la mentira" dijo Baéz

Tras la homilía el obispo saludó a los nicaragüenses que asistieron a la parroquia, entonaron "Nicaragua Mía" y el Himno Nacional, el mesaje de Báez es que no hay que perder la esperanza.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ