Laura Chinchilla: la democracia en Nicaragua está muriendo

La Subcomisión de Asuntos del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes de EE. UU. realizó una audiencia sobre la respuesta internacional a la destrucción de la democracia en Nicaragua.

La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla advirtó el martes sobre el futuro de Nicaragua al decir que la democracia en ese país centroamericano está pereciendo.

Las elecciones presidenciales en Nicaragua están previstas para el próximo mes de noviembre. Ello en el contexto nacional marcado por la detención de la mayoría de los precandidatos que se habrían enfrentado en las urnas al presidente Daniel Ortega.

“La democracia en Nicaragua está pereciendo a plena luz del día, está muriendo”, indicó Chinchilla al comparecer en una audiencia de la Subcomisión de Asuntos del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

LEER MÁS: Policía en Nicaragua detiene al opositor Irving Larios por supuesta "conspiración"

Dentro y fuera de Nicaragua está siendo cuestionado el proceso electoral.

La exmandataria costarricense agregó: “Estamos a seis semanas de la probable consolidación de la más despiadada, corrupta y nefasta dictadura en el corazón de las Américas”.

Argumentó que se necesita acción y es urgente. “Espero que nuestros próximos pasos nos lleven a nuestro compromiso con la democracia”, señaló.

Chinchilla afirmó que Ortega debe pagar un alto precio por establecer un regimen al estilo Corea de Norte en las Américas.

Por su parte, Berta Valle, periodista y defensora de los derechos humanos, esposa del periodista nicaraguense Félix Maradiaga, al comparecer ante la Subocomisión de la Cámara de Representantes de EE. UU. dijo que su esposo ha sido preso político de Daniel Ortega por 105 días por hablar contra su gobierno. Indicó que Maradiga es uno de los más de 140 presos políticos en Nicaragua.

SEGUIR LEYENDO: Familiares de presos políticos y excarcelados instan al "paro electoral" en Nicaragua

Las autoridades nicaragüenses arrestaron en junio a Félix Maradiaga, un académico y activista político, que aspiraba a la presidencia del país.

“Como profesor, servidor público y activista, él siempre hizo énfasis en la importancia de cambios sin violencia”, dijo su esposa en la audiencia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ