Monseñor Álvarez: "en nuestra Nicaragua vivimos momentos dramáticos”

El obispo de la Diócesis de Matagalpa criticó los abusos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo y el sufrimiento que generan en muchas familias nicaragüenses.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, en la homilía de este domingo, denunció que los nicaragüenses viven momentos dramáticos por la constante violación de derechos humanos y constitucionales por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“En nuestra Nicaragua vivimos momentos dramáticos donde existen enfermos, familias desintegradas por la migración forzada, desempleo, refugiados, exiliados y privados de libertad por los que sufren sus familias y toda la sociedad. Esta es una situación que vivimos, ante la cual los obispos hemos recordado que una auténtica democracia es el fruto de los valores como el respeto a la dignidad de la persona, de toda persona, el respeto a los derechos humanos, el bien común como criterio regulador de la vida política, la institucionalidad, la separación e independencia de los poderes del Estado”, cuestionó Álvarez.

Lea además: Congresista María Elvira Salazar promete presionar para aplicar Nica Act a Daniel Ortega e investigar a testaferros 

Actualmente la dictadura ejecuta elecciones nacionales manteniendo tras las rejas a precandidatos presidenciales opositores, periodistas, dueños de medios de comunicación, líderes políticos, defensores de derechos humanos, extrabajadores de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro, empresarios, entre otros. Además, controla el Poder Electoral, ya que la mayoría de los magistrados responden a los intereses del dictador, y aprobó una reforma a la Ley Electoral que le facilita apropiarse de los resultados electorales. También, despojó de la personería jurídica a tres partidos políticos de la oposición.

Votar o no es decisión de cada persona

“¿Existen en Nicaragua esas condiciones básicas e indispensables para el ejercicio de elecciones libres, justas y transparentes?, cada nicaragüense debe responderse y de acuerdo a su respuesta decida y actúe en la inviolable dignidad de su conciencia sobre lo que es justo y conveniente en este momento para el país. Dios nos siga iluminando para seguir tomando decisiones acertadas”, exhortó el líder religioso.

                                                   

En los últimos meses los dictadores Ortega y Murillo han atacado ferozmente a los líderes de la Iglesia católica, solo porque algunos de ellos son críticos de sus abusos. Éstos culpan a los sacerdotes de mediar a favor de los protestantes en el fallido diálogo nacional y de avalar los tranques de las protestas ciudadanas de abril de 2018.

Lea también: ¿Qué dice la ley sobre la propaganda electoral? ¿Se está cumpliendo en Nicaragua?

“La naturaleza de la Iglesia es la misión, existimos para la misión, la misión de anunciar al mundo la esperanza del amor de Dios y denunciar las injusticias”, detalló monseñor Álvarez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ