Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Álvarez: “los sacerdotes no tienen otro lado más que estar al lado del pueblo

Monseñor Álvarez: “los sacerdotes no tienen otro lado más que estar al lado del pueblo

La iglesia católica en Nicaragua es una de las voces críticas contra las acciones que el régimen de Daniel Ortega ha realizado hacia los nicaragüenses

En su homilía especial de confirmaciones de la parroquia San José obrero en el Tuma al norte de Nicaragua, Monseñor Rolando Álvarez destacó la valentía de los sacerdotes y obispos nicaragüenses. Según Álvarez, la misión pastoral de los sacerdotes es estar al lado del pueblo, de los pobres, de los trabajadores y de los que no tienen voz.

“Los sacerdotes han dado un excelente testimonio cuando les tocó ser una valla humana para que las piedras y a veces las balas los atravesaran a ellos primero antes que al pueblo, nuestros sacerdotes lo hicieron, cuando les tocó abrir las iglesias para hacer hospitales de campaña, nuestros sacerdotes lo hicieron y cuando les tocó salvar vidas de un lado y del otro, nuestros sacerdotes lo hicieron, cuando les toca ir a cortar café junto al pueblo nuestros sacerdotes siguen haciéndolo” dijo Álvarez.

LEER MÁS: Colectivo de DDHH Nicaragua dice que 95.000 nicaragüenses han dejado el país en lo que va del 2021

De igual manera enfatizó que “no hablamos en vano, nuestras palabras no son demagogia, no son vacías, son palabras que se basan en la realidad, palabras que se basan en lo que vivimos, en lo que  escuchamos de viva voz. Agradezco a la persona del padre Erik, a todos nuestros sacerdotes valientes, a los sacerdotes que están siempre del lado de quién tienen que estar y es del pueblo.  Nosotros no tenemos otro lado, el único lado es el de ustedes”  recordó el religioso.

                                                              

La iglesia católica en Nicaragua es una de las voces críticas contra las acciones que el régimen de Daniel Ortega ha realizado en contra los nicaragüenses. Además de ser agredidos, golpeados, y atacados por el dictador, y su esposa la sancionada Rosario Murillo, la iglesia sigue firme en denunciar la injusticia, represión y violación a los derechos humanos.

 “Nicaragua necesita decir esto y cada día más intensamente, hijo de Dios compadecete de Nicaragua, que el Señor tenga compasión de nosotros que siga tratándonos con misericordia… que Nicaragua siga diciéndole a Jesús hijo de Dios ten compasión de Nicaragua y hermanos, veremos el milagro un día más pronto que tarde veremos cómo Jesús cambiará el agua de la tristeza y del dolor en el vino de la alegría y la libertad" concluyó el religioso.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ