Monseñor Báez: es imposible dialogar sin restablecer libertades, sin liberar a presos políticos

Ante los constantes ataques de parte de la dictadura a la Iglesia Católica, monseñor Báez añadió que los pastores siempre “alzarán la voz en nombre de Dios” para denunciar las injusticias.
Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua.
Cortesía

Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, durante su homilía en la parroquia Santa Agatha de Miami, hizo alusión al diálogo que pretende montar el dictador Daniel Ortega el próximo año con empresarios fieles a su partido y con partidos colaboracionistas. El prelado expresó que “es imposible dialogar sin restablecer las libertades”.

Lea: Escasez de papel sellado y timbres fiscales afecta a gremio de abogados

“Ningún diálogo funciona cuando no se respetan los Derechos Humanos. Es imposible dialogar sin restablecer las libertades ciudadanas, sin liberar a quien está en la cárcel por pensar diferente y sin renunciar a usar la violencia para imponerse. Aún con los mejores garantes o mediadores del mundo, un diálogo no será exitoso, si alguna de las partes no está dispuesta a bajarse y escuchar, a reconocer sus errores, ceder y cumplir con lo acordado. Para dialogar hay que rebajar los montes y las colinas de la arrogancia”, expresó Báez, quien se encuentra en un exilio forzado debido a las amenazas del régimen.

Alzar la voz en nombre de Dios

Ante los constantes ataques de parte de la dictadura a la Iglesia Católica, monseñor Báez añadió que los pastores siempre “alzarán la voz en nombre de Dios” para denunciar las injusticias y el abuso de poder cometidos contra los seres humanos por quienes ostentan el poder.

“Necesitamos de rebeldía intelectual, para atrevernos a pensar con libertad y con espíritu crítico frente al sistema dominante. Necesitamos rebeldía profética para alzar la voz en nombre de Dios y denunciar los crímenes de los opresores, animar a los decaídos, iluminar a los confundidos, cuidar de los pobres y defender a las víctimas”, añadió el religioso.

Lea más: CENIDH solicita medidas cautelares a favor de Edgard Parrales

Para Báez, es importante “restaurar a las víctimas con la justicia, honrando su memoria y devolviéndoles su dignidad, pero también hay que restaurar al delincuente con la misericordia, haciendo que responda por sus delitos y pueda recuperar su humanidad olvidada. Con el pasar del tiempo se corre el riesgo de descuidar la memoria de las víctimas. Los hondos y dolorosos barrancos de la historia no se superan ignorando la verdad y burlando la justicia”, manifestó durante la eucaristía del segundo domingo de Adviento, tiempo litúrgico en que la Iglesia Católica se prepara para celebrar el Nacimiento de Jesús.

“Tenemos que bajarnos para ver a los demás como iguales, escucharlos con atención, tenderles la mano y sobre todo para dialogar con respeto. Es necesario bajarnos para dialogar y acercarnos, para poder tender puentes y superar conflictos y malentendidos en la familia, entre los amigos, en el trabajo. También a nivel social, si queremos construir una nueva convivencia, es necesario rebajar las montañas de la soberbia y de la arrogancia. Quien ha hecho de la mentira y de la agresividad un estilo de vida es incapaz de construir relaciones de paz y de concordia a través del diálogo y la concertación”, finalizó el religioso.

Lea también: Pandemia y la crisis económica prolongan separación de familias nicaragüenses

En las últimas semanas, la dictadura ha incrementado el asedio policial contra los opositores y ha encarcelado a más de 20 opositores, entre ellos al sacerdote Edgar Parrales, exembajador de Nicaragua en los años 80 ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

La dictadura mantiene secuestrado a Parrales por brindar información a los medios de comunicación independientes sobre el proceso de expulsión de Nicaragua de ese organismo. El exdiplomático y docente universitario fue sacado a la fuerza de sus vivienda por dos hombres vestidos de civil, quienes lo trasladaron hacia el nuevo Chipote.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ