Noticias NicaraguaNacionalesVotaciones de noviembre consolidaron autocracia en Nicaragua, dice Fundación para la Paz y la Democracia

Votaciones de noviembre consolidaron autocracia en Nicaragua, dice Fundación para la Paz y la Democracia

Funpadem, también detalló que durante una investigación realizada sobre la situación en Nicaragua, pocos ciudadanos saben sobre democracia.
EFE

Tras los resultados de las votaciones del pasado 7 de noviembre, en donde Daniel Ortega y Rosario Murillo se reeligieron sin competencia en el poder, la Fundación para la Paz y la Democracia (Funpadem) explicó que ese día, en Nicaragua “se consolidó la autocracia”.

Funpadem, también detalló que durante una investigación realizada sobre la situación en Nicaragua, pocos ciudadanos saben sobre democracia.

Lea: Insólito, roban barandas metálicas de puente en Masaya

“Por otra parte, los resultados de las elecciones en Nicaragua han significado la consolidación del régimen autocrático en el país. El proceso electoral en estuvo marcado por acontecimientos que comprometieron su transparencia y legitimidad democrática, desde el nombramiento de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) a personas afines al partido de gobierno en mayo, la cancelación de la personería jurídica de 3 partidos de oposición entre mayo y agosto, la celebración de una campaña electoral en un ambiente de restricción a las libertades de manifestación, asociación y expresión, y las denuncias de irregularidades durante la jornada electoral como la participación obligatoria de trabajadores del Estado en mesas electorales”, indica la Fundación Para la Paz y la Democracia.

En los últimos años, especialmente desde 2018, los índices de democracia en Nicaragua han registrado un preocupante empeoramiento. Actualmente, Nicaragua se considera una autocracia y ha sido catalogada como una nación “No libre” en el Índice de Libertad Global realizado por Freedom House este año.

Estos datos se extraen del estudio Estado de la Democracia en Nicaragua 2021, presentado por la Fundación para la Paz y la Democracia, en San José, Costa Rica, muestra que uno de los principales hallazgos de este estudio es la visión polarizada de las personas sobre el estado y la satisfacción con la democracia, en función de su nivel de confianza en el Estado.

El estudio señala que Daniel Ortega tiene los niveles más bajos de aceptación entre los ciudadanos, quienes tienen poca confianza en las instituciones del Estado.

Lea más: Director creativo de serie Riverdale, pide un milagro por presos políticos en Nicaragua

“Esta conclusión se extrae a partir de los resultados de la Encuesta Socioeconómica de Propósitos Múltiples (ESPM) realizada entre finales de mayo e inicios de junio de este año, la cual indica que entre las personas con un alto nivel de confianza en el Estado, un mayor porcentaje considera que el país es democrático (77.1%), en comparación con personas con un bajo nivel de confianza en el Estado (18.1%). Al mismo tiempo, entre las personas con un alto nivel de confianza en el Estado, la mayoría está satisfecha con la democracia (77.8%), respecto a quienes tienen baja confianza en el Estado (18.3%). Las personas con alto nivel de confianza en el Estado suelen a su vez ser simpatizantes del partido en el poder”, afirma la Funpadem.

Poco conocimiento sobre democracia

Los elementos preocupantes en el estudio en donde caracterizan el tejido social nicaragüense son: un incremento de personas con poca tolerancia política, que considera innecesario que las personas se organicen y manifiesten. Y el segundo es el incremento de personas que aprueban las acciones a favor de la autocracia; entre ellas la eliminación de algunos derechos políticos como el derecho a manifestarse, organizarse en partidos, realizar elecciones y otros.

Al analizar la relación entre los elementos que pueden eliminarse sin afectar la democracia y la preferencia por algún partido político, se encuentra que la proporción de personas a favor de eliminar los elementos consultados varía según su afinidad partidaria. Entre las personas que simpatizan con el partido de gobierno (FSLN), una mayor proporción considera que pueden eliminarse las manifestaciones, los medios de comunicación y las organizaciones sociales.

Lea también: Nicaragua y Taiwán se alistan para el cierre de sus respectivas misiones diplomáticas

Esta posición es atribuida por el estudio a la narrativa construida por el régimen sobre el estallido social de 2018, que califica como un intento de golpe de Estado, con el que la oposición pretendía desestabilizar el país y frenar los avances en materia económica y social.

“Sobre las redes sociales, las personas que simpatizan con el partido de gobierno consideran que podrían eliminarse sin afectar la democracia De acuerdo con Latinobarómetro (2021) Nicaragua es el país de América Latina con la mayor proporción de personas que considera que las redes sociales no sirven para participar en política (51% Nicaragua, 40% – en promedio- en Latinoamérica)”, detalla el estudio.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ