Noticias NicaraguaNacionalesPolicía vigila con drones a pueblo en Sébaco, el padre Uriel Vallejos está secuestrado por régimen

Policía vigila con drones a pueblo en Sébaco, el padre Uriel Vallejos está secuestrado por régimen

Al frente del operativo se encuentra el sancionado subdirector de la Policía, comisionado general Ramón Avellán
El padre Uriel Vallejos, párroco de la Iglesia Divina Misericordia en Sébaco, Matagalpa.
Cortesía

Con el objetivo de continuar reprimiendo a la ciudadanía, la sancionada Policía usa drones para vigilar a los pobladores que intenten respaldar al sacerdote Uriel Vallejos de la Iglesia Jesús de la Divina Misericordia, situada en el municipio de Sébaco, en el departamento de Matagalpa.

Desde la noche de este lunes, el sacerdote que ha sido un fuerte crítico a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que usurpa la presidencia de Nicaragua, quedó secuestrado dentro de la casa cural después que los antimotines profanaron el templo para robar los equipos de transmisión del canal católico y la radio católica local de la diócesis de Matagalpa.

Horas antes del secuestro del sacerdote, TELCOR ordenó el cierre de seis emisoras católicas de la diócesis de Matagalpa, entre ellas “Radio Hermanos”, la emisora oficial de la diócesis. 

Lea: Organismos de DDHH exigen el cese de la represión contra Iglesia Católica de Nicaragua

Al frente del operativo se encuentra el sancionado comisionado general, Ramón Avellán, subdirector de la sancionada institución.

El Comisionado General Ramón Avellán, sancionado por Estados Unidos, llegó este martes a la iglesia en Sébaco con más antimotines que mantienen secuestrado al sacerdote Uriel Vallejos y a ocho personas más que lo acompañan.

“Continuamos custodiado, acá estamos; solo nos queda pedir fuerza al Señor. Gracias por sus oraciones. ¡No me dejen solo!. La Virgen de Fátima nos está acompañando. Hay muchos antimotines dentro de la capilla, fuera y en el colegio. ¡Fuerza a todos!, escribió en su cuenta de Twitter el Padre Uriel Vallejos, quien ha sido asediado y perseguido por la Policía en varias ocasiones.

La noche del lunes, la población de Sébaco acudió al llamado de auxilio del padre Vallejos, quien denunció que los agentes estaban violentando los candados de la capilla Divino Niño Jesús de Praga, para sustraer los equipos.

Varios pobladores fueron agredidos con violencia por parte de los agentes, quienes no respetaron ni a las mismas mujeres. Los oficiales lanzaron bombas lacrimógenas contra los pobladores y dispararon al aire para tratar de dispersar a los pobladores que respondieron con piedras a los ataques de la Policía.

Hasta el cierre de esta nota, dos jóvenes que fueron detenidos la noche del lunes, no han sido liberados.

Por su parte, el abogado Yader Morazán, quien se encuentra en el exilio, se sumó a las voces que han denunciado el secuestro del padre Uriel Vallejos.

Lea más: Párroco Uriel Vallejos continúa sitiado por antimotines de la policía sandinista

“Asedio es cuando hay impertinencia de hecho, de palabra o por escrito (Art. 539 Código Penal). En cambio, es SECUESTRO retener a una persona en contra de su voluntad. Se agrava cuando se realiza por autoridad, funcionario o empleado público prevaliéndose de su cargo (Art. 163 y 165 "c" Código Penal)”, denunció el extrabajador del Poder Judicial.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ