Noticias NicaraguaNacionalesPolicía cita a varios ciudadanos en Matagalpa solo por apoyar a Monseñor Rolando Álvarez

Policía cita a varios ciudadanos en Matagalpa solo por apoyar a Monseñor Rolando Álvarez

Entre los citados están la médico, la doctora Magda Alonso. En el caso de la Doctora Alonso, ella se dirigió a los policías el pasado jueves cuando sitiaron a Monseñor Rolando Álvarez en la curia Episcopal de Matagalpa
obispo rolando alvarez reza ante policia
Monseñor Rolando Álvarez encara a policías que lo asedian.
Captura de pantalla

La Policía al servicio de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes usurpan la presidencia de Nicaragua, comenzó a citar a varios ciudadanos de Matagalpa por haber mostrado su respaldo al obispo de la Diócesis, Monseñor Rolando Álvarez.

En la cita que envió la policía al domicilio de los ciudadanos indica que deben presentarse ante la "Comisionada Yolanda Navarrete Amador con el objetivo de entrevista en caso que se investiga".

Y les advierten que "se está citando para que comparezca a rendir declaración".

Entre los citados están la médico, la doctora Magda Alonso. En el caso de la Doctora Alonso, ella se dirigió a los policías el pasado jueves cuando sitiaron a Monseñor Rolando Álvarez en la curia Episcopal de Matagalpa.

"Ustedes son un pueblo igual que nosotros, que va a los hopitales y no hay medicina, que va al supermercado y todo está más caro, que el salario no les da" expresó Alonso a los oficiales antimotines que rodean al obispo de Matagalpa.

En su cuenta de twitter la Dra. Alonso anunció que se dirigía a la policía para cumplir con el citatorio que le llegó a su casa de habitación.

"He sido citada a declarar en la policía nacional, desconozco el motivo, me presentaré en este momento, ruego a todos sus oraciones 🙏 Fe hermanos, Dios nos bendice" pició la médico ginecóloga. 

Los citarios comenzaron desde ayer en la noche y continuaron este sábado. 

CENIDH alertó de amenaza colectiva

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, alertó de una amenaza colectiva que ejecuta la policía, tras conocerse la investigación iniciaron contra Monseñor Rolando Álvarez.

“Advertimos que el régimen a través de su comunicado no solo amenaza a Monseñor Álvarez, la amenaza es colectiva: "Las personas investigadas se mantendrán en sus casas". ¿Qué otras personas? ¿Se refieren al pueblo de Nicaragua? ¿Silenciarán a quienes quieran apoyar a la iglesia?”, cuestionó el Cenidh.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, organismo al que la dictadura despojó de su personería jurídica, dijo que estarán denunciando a nivel internacional la situación de riesgo en la que se encuentra Monseñor Rolando Álvarez.

“Desde Cenidh estaremos vigilantes y denunciando ante organismos internacionales de Derechos Humanos estás acciones agresivas. El riesgo de que secuestren a Monseñor es inminente, no podemos dejarlo solo. Responsabilizamos al régimen Ortega Murillo de lo que pueda ocurrirle”, finalizó el Cenidh.

Policía abre investigación 

La Policía sandinista acusó el viernes al obispo Rolando José Álvarez Lagos de intentar "organizar grupos violentos", supuestamente "con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales", y se ha iniciado un proceso de investigación con la finalidad de determinar la responsabilidad penal.

El obispo quedó recluido en la Curia Episcopal luego que la sancionada institución informó que todos los investigados permanecerán en sus casas.

La policía del régimen acusa a "las altas autoridades de la Iglesia católica" en el departamento de Matagalpa, porque "prevaliéndose de su condición de líderes religiosos, utilizando medios de comunicación y redes sociales, están intentando organizar grupos violentos".

Según la Policía, el obispo estaría "incitándolos" a esos "grupos violentos" a "ejecutar actos de odio en contra de la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad, con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales".

Previo a la declaración de la Policía, Rosario Murillo, dijo a través de medios oficiales, sin mencionar al obispo, que "provocar, hacer ostentación de impunidad es un delito sobre todo cuando lo que se provoca es discordia, desenfrenos, no estamos para eso".

Murillo, afirmó que los símbolos sagrados del catolicismo habían sido "manipulados", resaltó que "generar descrédito hacia esas instituciones que merecen respeto también es un delito", y se refirió a los crímenes de odio, que desde 2021 están penados con cadena perpetua en Nicaragua.

"Recordémonos todos que el odio es un crimen, que todo crimen es un delito, y un delito que debe investigarse, y luego también desde las instituciones respectivas tomar las medidas pertinentes", manifestó la sancionada vicepresidenta.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ