Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Rolando Álvarez reaparece: el mal es "limitado" y "ruidoso", califica de "retiro" secuestro policial

Monseñor Rolando Álvarez reaparece: el mal es "limitado" y "ruidoso", califica de "retiro" secuestro policial

En su homilía, Álvarez se refirió al perdón y llamó a los feligreses a no albergar odio en sus corazones porque el odio es una “fuerza destructora”
Monseñor Rolando Álvarez
Monseñor Rolando Álvarez.
100% Noticias

Tras ocho días secuestrado por la policía sandinista en la Curia Episcopal de Matagalpa, reapareció Monseñor Rolando Álvarez, quien dijo estar fortalecido por los miles de oraciones que elevan los creyentes por él. Al mismo tiempo, calificó la retención como «un retiro» y una experiencia dura que ofrece a los nicaragüenses, a quienes llamó a no perder la esperanza ni a dejarse confundir por el demonio ni a paralizarse por el miedo.

En su homilía, Álvarez se refirió al perdón y llamó a los feligreses a no albergar odio en sus corazones porque el odio es una “fuerza destructora” que acaba con la persona que alberga ese sentimiento.

“Sí mi hermano me ofende ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? hasta 7 veces 7, Jesús le contesto, no solo hasta siete sino hasta 70 veces siete. No guardar rencor en el corazón, no guardar resentimientos, no desearle mal a nadie, no pagar mal por mal sino vencer el mal con la fuerza y el poder del bien. Dios nos libre que nuestro corazón alcance la más mínima intención de desearle daño a una persona porque cuando en el corazón ya se desea daño a alguien, hermanos, quiere decir que el demonio ha logrado penetrar tu corazón y a logrado entrar infectando tu corazón eso no hay que permitirlo”, dijo Álvarez. 

Al mismo tiempo, el obispo llamó a los creyentes a no perder la esperanza ni a dejarse confundir por el demonio ni a paralizarse por el miedo.

“La persona que odia no está en paz consigo misma, una persona dividida en su interior realmente es una persona que anda un infierno en el corazón, una furia interna lo devora porque el odio es un fuego que destruye y no se confundan ni se dejen confundir por el demonio porque a la primera persona que el odio destruye es a la propia persona que le ha dado cabida a esa fuerza destructiva, aniquiladora, que es el mal, al mal se le vence con la fuerza del bien, el bien es siempre más poderoso”, expresó.

LEER MÁS: Vaticano podría sacar de Nicaragua a Monseñor Rolando Álvarez, dice teólogo español

Álvarez advirtió a los fieles que el mal es “limitado” y “ruidoso”, frente al bien que es “ilimitado”, por lo cual insistió que no deben confundirse y caer en la desesperanza. 

“El bien es eternamente poderoso, el mal es limitado, el bien es eternamente poderoso lo que sucede es que por supuesto el mal es ruidoso, el mal hace mucha bulla, el mal dentro de su naturaleza demoníaca siempre trata de confundir haciendo pensar que es el que vence y qué es mayor que el bien, pero esa es una tentación de Satanás para desesperarnos para desesperar al hombre y la mujer de buena voluntad (...) un pueblo sin esperanza es un pueblo auto sepultado, es un pueblo que ya no logra ver hacia delante, hacia el futuro o qué piensa que ya no tiene futuro”, señaló. 

Retiro

Sobre la retención en la Curia Episcopal, Monseñor Álvarez dijo que es un “retiro” donde se encuentra en familia rezando, celebrando la eucaristía, compartiendo, dialogando con fuerza interior, con paz y serenidad en el corazón.

“Anoche he hablado con las Hermanas Clarisas para felicitarlas en las vísperas de este día y me han manifestado que todas sus plegarias y oraciones están puestas, subiendo a los cielos por nosotros que nos encontramos aquí reunidos y retenidos ya en el octavo día, hoy Día de Jesús Sacramentado, porque la vida de nosotros once que estamos en la Curia Episcopal de Matagalpa (…) Nuestras once vidas están en las manos del Señor. Queremos hacer solamente su voluntad”, manifestó.

Álvarez dio la Gloria al Padre, Hijo y Espíritu Santo y reiteró que solo delante de Dios sus rodillas se postran “la glorificación para él, él es el único señor ante el cual nuestras rodillas se postran, nuestros rostros se inclinan y nuestros labios proclaman su señorío”

También informó que se encuentra bien de salud viviendo en comunidad “estamos rezando, celebrando la eucaristía, compartiendo entre nosotros, dialogando, conversando con fuerza interior, con paz y serenidad en el corazón, con una alegría en la conciencia que sólo puede proceder de Dios, es una paz, fuerza, serenidad y alegría sobrenatural, estamos experimentando un retiro en la presencia del Señor, todo concurre para el bien de los que aman al Señor dice el apóstol San Pablo”.

El prelado agradeció a los creyentes por sus oraciones las cuales son una fuerza “estamos convencidos totalmente que todo ocurre para nuestro bien porque Dios nos ama y porque nosotros le amamos. Queremos agradecer las miles y miles de plegarias que ustedes siguen elevando por nosotros, los ayunos, las penitencias (...) las congregaciones religiosas que oran por nosotros mañana, tarde y noche, en fin todo el pueblo santo fiel de Dios católicos y no católicos, gracias hermanos, Dios les bendice, es de ahí que procede toda nuestra fuerza todo el poder que recibimos de Dios”.

Durante su homilía dejó el número 89728516 para que por medio de WhatsApp le hagan llegar sus oraciones, votos e intenciones.

“Queremos ofrecerle al Señor toda esta experiencia que estamos viviendo que llevamos 8 días de vivirla, por cada uno de ustedes, las experiencias dolorosas no caen en balde, no caen en el vacío, estás experiencias se ofrecen al señor y el señor las retorna en bendiciones para nosotros (...) comuníquese con nosotros a través del WhatsApp 8972 8516 que está a su disposición depositen sus intenciones, su acción de gracias”

El obispo de la Diócesis de Matagalpa enfrenta una investigación policial en la que es señalado de liderar y alentar a grupos violentos como parte de un supuesto plan para desestabilizar el país.

El jerarca católico llevaba tres días de silencio virtual y ha reaparecido para celebrar una eucaristía en honor a Santa Clara.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ