Noticias NicaraguaNacionalesRosario Murillo dice que alcalde Fernando Baltodano se suicidó, pero experto señala ejecución

Rosario Murillo dice que alcalde Fernando Baltodano se suicidó, pero experto señala ejecución

La primera inconsistencia sobre el supuesto suicidio, se descarta analizando minuciosamente la fotografía. El orificio de entrada de la bala es por el lado izquierdo, pero el occiso sostiene el arma con la mano derecha
Fernando Baltodano Velázquez
Rosario Murillo y Fernando Baltodano Velázquez.
100% Noticias

La sancionada vicepresidente Rosario Murillo dijo que el alcalde de Diriamba, Fernando Baltodano Velázquez se suicidó, pese a que la escena del crimen revela que fue ejecutado fríamente. El mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, Roberto Samcam, sostiene que Baltodano Velázquez, fue asesinado por presunta “traición” por órdenes de quienes controlan el poder en Nicaragua. 

En su acostumbrada intervención, Murillo envió un abrazo a la familia de Fernando Baltodano, quien fue fundador del Cuerpo Médico de la EPS en los años 80’s.

“Ayer tomó una decisión trágica y dolorosa para todos ellos, allá en Diriamba. Fernando Baltodano reconocido integrante de la Alianza Nicaragua Triunfa, venía aquejado de dolencias, sobre todo, sabemos, todos sabemos lo difícil que es lidiar con ánimos disminuidos con depresión que lo llevó esta depresión, que lo llevó a tomar esa decisión fatal”, expresó Murillo.

Sin embargo, tras conocerse la noticia en redes sociales circuló una fotografía de la escena del crimen la cual revela muchas inconsistencias sobre la versión oficial. El mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, Roberto Samcam, descarta el presunto suicidio, debido a que la foto revela que se trata de una ejecución, es decir fue asesinado.  

LEER MÁS: Encuentran muerto en su camioneta al alcalde de Diriamba Fernando Baltodano

En un análisis, Samcam señala que el móvil del crimen fue la “traición” porque aparentemente Baltodano tenía la intención de desertar de las filas del partido rojo y negro. La esposa del edil se encontraba en Estados Unidos, lo cual fue confirmado por Rosario Murillo, quien sostuvo que Ninoska (esposa) estaba fuera del país, supuestamente “visitando” a familiares. 

“La esposa del occiso estaba en los Estados Unidos, y la intención era que ambos se iban a reunir en estos días, lo que significa que el ahora difunto tenía la intención de desertar de las filas de la mafia en el poder y eso equivale a una traición, que estos delincuentes la cobran con la muerte”, señala Samcam. 

Samcam afirma que para Ortega la “traición” es “imperdonable” y se paga con la muerte. “Transmite la señal de que el régimen continúa su proceso de implosión interna. Son muchos los familiares de funcionarios y miembros del partido y del gobierno, tanto a nivel central como de los municipios, que están desertando porque ya no confían en la pareja de psicópatas que están al frente del país”, indica.

Inconsistencias en escena de muerte de alcalde 

La primera inconsistencia sobre el supuesto suicidio del alcalde, se descarta analizando minuciosamente la fotografía que circula en redes sociales. En la foto se observa que el orificio de entrada de la bala es por el lado izquierdo, pero el occiso sostiene el arma con la mano derecha.

A continuación, las inconsistencias encontradas por el analista y ex militar Roberto Samcam:

Número 1: El orificio de entrada es en la parte trasera izquierda de su cabeza, el occiso sostiene la supuesta arma con la que se “suicidó” con su mano derecha, es decir era derecho, no zurdo. Tendría que haber hecho toda una contorsión para poder hacerse ese disparo en el lugar donde aparece el impacto de entrada, como me decía un amigo, tuvo que hacerlo de “cacho volteado”, para los que alguna vez jugaron billar sabrán lo que esto significa, sin embargo, esto es totalmente imposible que haya ocurrido, de acuerdo con la escena que sus asesinos manipularon, ya que el arma hubiera caído por otro lado, bajo el supuesto de la “contorsión”. 

Número 2: Relacionada con la anterior, no existe salida de la bala por la parte derecha de su cabeza, dado que no hay rastros de sangre provocados por la salida del proyectil. Eso significa una de dos cosas, el proyectil está alojado dentro de su cráneo aún, o, la más probable, que fue ejecutado fuera del vehículo y después colocado dentro del mismo. 

Número 3: El disparo fue hecho por una persona que se encontraba detrás de Baltodano, a la izquierda de él, se distingue claramente que el orificio tiene una trayectoria descendente, por lo que es posible que quien le disparó estaba en una posición más alta de su cabeza, lo que evidencia una ejecución con un solo disparo. 

Número 4: La pistola que porta Baltodano está con el carrete hacia atrás, lo que sólo puede explicarse por dos razones, una, que la pistola solo tenía una bala, y dos, que se encasquilló (enconchó), sin embargo, no se ve ningún proyectil encasquillado que haya evitado que el carrete de la pistola hubiese regresado a su posición normal. 

Número 5: Baltodano sostiene el arma con las dos manos, por la posición de la pistola se asume que utilizó la mano derecha, es totalmente imposible que después del impacto de una bala en la cabeza, auto infringido, alguien pueda retomar el arma con las dos manos, sosteniendo con la mano derecha la empuñadura de la pistola y con la izquierda el cañón de esta, mucho menos en la forma que la mano izquierda la sostiene. 

Número 6: Quería Baltodano hacer un suicidio muy pulcro? Dos alfombras, una en sus piernas y otra en el volante de su vehículo no tienen ninguna razón de ser, a menos que, la que está sobre sus piernas haya sido puesta para que la pistola no se cayera, lo que habría pasado si la dejan sobre sus piernas, dada la posición en que colocaron el arma, y la segunda, la que se encuentra sobre el volante del vehículo, claramente se nota que fue colocada para sostener la posición de las manos y la pistola. Nótese que la alfombra de las piernas esta casi totalmente limpia, solo impregnada por la saliva que cae de su boca, no hay restos de sangre producto del disparo, mucho menos restos del cerebro o huesos del cráneo. 

Número 7: El cadáver de Baltodano no lleva puesto el cinturón de seguridad, seguramente por la razón anotada, ejecutado fuera del vehículo, y a sus asesinos se les olvidó colocárselo de nuevo. El problema de este error es que luego del impacto, tuvo que haber quedado inclinado hacia adelante y hacia la derecha, tomando en cuenta la trayectoria del disparo de entrada, máxime que como se anotó antes, no tenía puesto el cinturón de seguridad. 

Número 8: No hay señales de sangre o restos del cráneo o cerebro al lado derecho, lugar de la supuesta salida del proyectil, sin embargo, el asiento del lado derecho está totalmente limpio, pero, la manga derecha de su camisa tiene restos de sangre, igualmente se aprecia en el puño izquierdo de la camisa, una ligera mancha de sangre, lo que posiblemente ocurrió cuando sus asesinos lo tomaron de ambos brazos para meterlo al vehículo, una vez que fue ejecutado afuera de este. Son demasiadas inconsistencias y errores garrafales en la manipulación de la escena de una ejecución. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ