Noticias NicaraguaNacionalesMadre e hija asesinadas en Mulukukú por fin “descansan en paz”, dice familia

Madre e hija asesinadas en Mulukukú por fin “descansan en paz”, dice familia

La familia de las víctimas esperó catorce meses para la detención de Wilmer González: “Andaba respirando ahí libertad, viviendo el día a día, un día que mi mamá y hermana también merecían vivir”
Luz Maritza González y su hija Dayiris Boniche
Luz Maritza González y su hija Dayiris Boniche.
100% Noticias

A Luvianka Boniche González le tocó ver de frente al hombre que le arrebató la vida a su madre Luz Maritza González Valle y a su hermana gemela Diagnnie Dayiris Boniche aquel fatídico 21 de julio de 2021 en la comunidad Kurinwasito, Mulukukú, Costa Caribe Norte. 

Tras escuchar la condena de doble cadena perpetua para el asesino de su madre y hermana el pasado 13 de octubre, Luvianka Boniche, declaró a RUSTV que después de catorce meses finalmente puede decir que, “ahora sí mi mamá y mi hermana descansan en paz”, agregó llegó a dudar que se lograra su captura, “pensamos que este día nunca iba llegar”.

Wilmer Antonio González Méndez, de 32 años, estuvo desaparecido año y tres meses parecía que la tierra se lo había tragado, sin embargo, estaba cerca y confiado, tanto que jamás abandonó la zona donde mató con saña a madre e hija valiéndose de la confianza de sus víctimas quienes les habían delegado el cargo de mandador de la finca San Jerónimo.

La resolución judicial estuvo a cargo de la jueza Jazohara Zamora Rivera quien ordena al acusado cumplir dos cadenas perpetuas por el asesinato agravado de madre e hija en el Sistema Penitenciario de Matagalpa.

“Este proceso ha sido difícil, no solo en el sentido que hemos tenido que vivir con el dolor de no tenerla a ellas, sino también de saber, que quien les quitó la vida andaba respirando ahí libertad, viviendo el día a día, un día que mi mamá y hermana también merecían vivir”, dijo Boniche.

Wilmer González Méndez también deberá cumplir 20 años de prisión por el delito de violación agravada en contra de Diagnnie Dayiris Boniche, de 29 años, además un año de cárcel por tenencia ilegal de arma y cien días multas por perjuicio de la tranquilidad nicaragüense.

De acuerdo con la acusación, el sentenciado acabó primero con la vida de Luz Maritza González, de 53 años, tras detonar cuatro disparos por la espalda y a Diagnnie Dayiris Boniche la asfixió con un cable USB de celular después de agredir sexualmente.

Luvianka Boniche González agradeció a Dios, las autoridades, los medios de comunicación y el pueblo de Nicaragua por apoyar a su familia durante año y tres meses hasta hacerle justicia a su madre y a su hermana.

LEER MÁS: Femicidios, agresiones y abuso sexual contra las mujeres se disparan en Nicaragua

“Sé que nada de lo que él va a pagar en la cárcel nos va a devolver a mi mamá y a mi hermana, pero tenemos la tranquilidad de saber que finalmente está pagando lo que hizo”, detalló Boniche González.

Cuñado podría ser condenado por encubrimiento

Antes del 6 de octubre, el paradero de Wilmer González Méndez era un misterio, la versión oficial apunta que el enjuiciado se encontraba escondido en casa de su cuñado Ernesto Carrasco Chavarría quien se mantiene en prisión preventiva mientras espera su juicio.

El 21 de octubre pasado, el juez local de Rosita, Moisés Ramón Centeno Rodríguez en audiencia inicial admitió la acusación contra Carrasco Chavarría por el delito de encubrimiento e irá a juicio el 8 de noviembre.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ