PRETENDEN CONDENAR A QUIENES CASTIGAN CON GOLPES A NIÑOS

El Grupo Promotor del Buen Trato, que en los últimos siete años pugnó por la prohibición del castigo físico y humillante a la niñez, está cabildeando ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que se promueva una reforma al Código Penal, de cara a incluir sanciones específicas contra quienes ejerzan violencia hacia niños, niñas y adolescentes. La procuradora especial de la Niñez, Martha Toruño, señaló que tras lograr que en el recién aprobado Código de la Familia, que entra en vigor mañana, se estableciera que no se puede utilizar el castigo físico o humillante como forma de corrección o disciplina, “el paso que sigue” es incluir en el Código Penal castigos expresos y específicos contra quienes cometan ese tipo de agresión. “Pasamos una propuesta a un magistrado de la Corte Suprema de Justicia para que en el Código Penal se incluya un castigo expreso en el caso de agresiones contra niños, niñas y adolescentes. No ha habido respuesta en este momento, pero consideramos que ese es el paso que sigue”, indicó Toruño. “El Código de la Niñez remite al Código Penal, pero en este no está considerado el castigo a agresores de niños específicamente”, agregó la funcionaria. Un gran paso Para la coordinadora de la Maestría en Políticas Sociales y Derechos de la Niñez de la Universidad Centroamericana (UCA), Karla Hernández, la prohibición del castigo físico y el trato humillante a los menores de edad representa un avance extraordinario. La experta indicó que la normativa viene a articularse con lo establecido en el Código de la Niñez y la Adolescencia, así como con una serie de instrumentos internacionales que Nicaragua ha ratificado en torno a la protección y respeto a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, el Código de la Familia no establece ningún tipo de sanción para los padres o tutores que castiguen físicamente a sus hijos. “Sabemos que va a haber mucha aversión de parte de los padres, porque sienten que les vas a quitar autoridad, pero desafortunadamente solo las leyes nos van a poder ir enseñando y educando de una u otra forma el respeto a los derechos de los niños, expresó Hernández. Fuente: END