VIOLENCIA DESATADA POR GÜIRISEROS EN BONANZA

La protesta de los mineros artesanales de Bonanza se tornó violenta este martes, al registrarse enfrentamientos, saqueo y graves daños a la infraestructura y bienes de la empresa minera Hemco. La situación obligó a un fuerte desplazamiento de las autoridades, pues el caos es tal que ya no se sabe quiénes están al frente del grupo que el pasado domingo decidió irse a paro en reclamo porque consideran que Hemco les paga menos oro por cada tonelada de broza que le venden. Las acciones violentas dejaron hasta la tarde de ayer un saldo de dos mineros artesanales heridos de bala, cinco oficiales de la Policía lesionados y graves al plantel de la minera. La capitana Magdalena Bucardo Pastora, jefa de la secretaría ejecutiva de la delegación policial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, informó que los lesionados son el capitán Uriel Chavarría, el suboficial Johnny Polanco, el suboficial Ronald Genaro Radwell, el policía German Blandón Herrera, el policía Ismael Gonzales y el policía voluntario Javier Urbina. En tanto los mineros heridos responden a los nombres de Víctor Thompson y Eusebio Centeno García, quienes reciben asistencia médica en el hospital Esteban Jean Serrano de la ciudad minera. “Actuamos a la acción ejercida por la Policía, quienes hirieron a dos de nuestros compañeros”, se justificó Jairo Olivero ante los periodistas. En tanto, los habitantes de este municipio del Caribe Norte dicen sentirse secuestrados, pues debido a los disturbios el comercio y las instituciones pararon labores. Gran perjuicio Tras el enfrentamiento, los manifestantes incendiaron una camioneta y una motocicleta. También ocasionaron daños a varios vehículos y cuadraciclos que se encontraban en los predios de la empresa. Además saquearon varias oficinas, entre ellas el comisariato, el taller de carpintería, el taller automotriz y el almacén de repuestos, que garantizan la funcionalidad de Hemco; solo en esta zona se estima un inventario de más de tres millones de dólares. Los manifestantes advirtieron que no negociarán con las autoridades locales y demandan al Gobierno central que conforme una comisión que interceda para  alcanzar nuevos acuerdos que pongan fin a la crisis. Llamado al diálogo Por su parte, la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic), mediante un comunicado, condenó las  acciones registradas calificándolas de actos vandálicos. Asimismo planteó que el diálogo es la única forma de resolver diferencias y  aclarar inquietudes. “Caminic agradece la oportuna y decidida intervención de la Policía Nacional, cuyos oficiales velaron por la seguridad de los colaboradores de la empresa, los vecinos inmediatos y el poblado en general”, dice el comunicado que también agradece la preocupación mostrada ante la situación por la Presidencia de la República y el Gobierno regional. La Cámara Minera de Nicaragua también llamó a que los causantes de las acciones perpetradas en perjuicio de Hemco respondan por los daños ocasionados. Del mismo modo Hemco, mediante otro comunicado, condenó el actuar de los mineros artesanales que desataron el caos al ingresar por la fuerza a la empresa. Sin embargo, aclaró que los daños aún no han sido cuantificados, pero sí reconocen que son millonarios. “Durante más de siete años se ha trabajado de la mano con representantes del gremio y autoridades, donde el diálogo y la buena voluntad han sido la manera de solucionar las diferentes situaciones. Sin embargo, en esta ocasión, Hemco no ha recibido ninguna comunicación de la razón que ha ocasionado este conflicto, ni se han dado a conocer a los líderes de esta protesta”, reafirma el comunicado. Hemco además asegura haber cumplido acuerdos sostenidos con representantes de este gremio que no participan en la protesta. “A lo largo de los últimos siete años Hemco ha desarrollado el Modelo Bonanza para el desarrollo de la minería artesanal, que establece una serie de políticas para el sector, entre ellas reubicación en zonas seguras, capacitaciones, proyectos de desarrollo social y creación de dos planteles que procesan la broza sin usar mercurio. Este modelo forma parte del Plan de Ordenamiento de Desarrollo de la Minería Artesanal (Podma), impulsado por Hemco y que ha tenido una inversión superior a los 25 millones de dólares”, añade. Advierte peligro Hemco además advirtió que por las características de sus operaciones cuentan con materiales e insumos que son almacenados bajo estrictos protocolos de seguridad, control y resguardo, por lo que el saqueo  puede causar estragos en la salud de los pobladores y en el medio ambiente de la zona. Ayer decenas de trabajadores se reunieron convocados por el sindicato para resguardar los edificios de la empresa, ante las persistentes amenazas de otra posible incursión de los manifestantes. Según Douglas Salazar, líder del sindicato de trabajadores de Hemco, las afectaciones se han hecho sentir a lo inmediato, ya que desde esta semana dejaron de recibir la canasta básica y los pagos están retrasados. Salazar además denunció que unos 300 trabajadores habían sido secuestrados por los manifestantes, desatando pánico entre los funcionarios de la empresa y otros líderes del gremio de mineros artesanales que no participan en la protesta. Acciones violentas de güiriseros mantiene bajo tensión a pobladores. Los daños a Hemco, están afectando al sector comercio. END