Almagro ante la OEA: "El estado está para proteger la vida de la gente y no para avasallarlos"

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) realizó una sesión ordinaria para abordar la crisis que vive Nicaragua en materia de derechos humanos.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, expresó que apoya el informe de la CIDH. "Cada acto de violencia, cada asesinato hace retroceder al país". "Fuerzas policiales y paramilitares vinculadas al Gobierno hace dos días realizaron acciones que han costado la vida de muchas personas, muertes que no podemos admitir y que mucho menos podemos aceptar en silencio".

"La violencia hace retroceder la democracia".

Almagro también condenó la muerte de policías "pero la violencia al estado sobre civiles nunca puede ser admitida". "El estado está para proteger la vida de la gente y no para avasallarlos".

"No hay ser humano más vulnerable que aquel que es agredido por quien debe proteger".

Embajador de Uruguay: "Alienta a todas la partes y en especial al Gobierno de Nicaragua a buscar soluciones negociadas que conduzcan al cese inmediato de la violencia".

Bolivia: Condenamos los actos de violencia. Ratificamos nuestra llamado al Diálogo. Consideramos que todos los organismos internacionales actúen con el más alto imparcialidad.

Delegación de Honduras: Seguirán el lineamiento del acuerdo firmado con los integrantes del Sica el pasado 30 de junio.

Delegación de Ecuador: Hacemos un llamado al Gobierno de Nicaragua para que cumpla con las medidas de la CIDH para que se retome el Diálogo Nacional.

Embajadora de Argentina: "Condemos la violencia contra el pueblo nicaragüense y creemos que el informe no es apresurado, no es prejuicioso y tampoco parcial. Creemos que (la CIDH) ha hecho un gran trabajo". "Minuto a minuto lo que pasa en Nicaragua es cada vez más grave", calificando el informe como "tristísimo".

Embajador de Paraguay: "Recordamos al Gobierno de Nicaragua que debe garantizar el derecho a la vida".

Delegación de Venezuela: "Nicaragua está sufriendo una ola de violencia terrorista cuyo fin es el golpe de estado contra un gobierno legítimo, democrático y constituconal". "Rechazamos el infome presentado por la CIDH por ser un informe parcializado y carente de objetividad... el papel de la comunidad internacional es dedefender al gobierno legítimo de Nicaragua en sus esfuerzos por mantener la paz".

Delegación de Brasil: "Condenamos el uso desproporcionado de las fuerzas en contra de civiles".

Embajador de Chile: Chile reitera su rechazo a la situación de Nicaragua. "Esta tragedia es una vergüenza para la democracia regional". "Chile continuará haciendo todo lo que esté a su alcance para ayudar al pueblo nicaragüense a recuperar su libertad, su democracia, su estado de derecho y su progreso". 

Emabajador de Canadá: Lamentamos que el gobierno de Nicaragua rechace informe sobre la CIDH.

Embajada de Costa Rica: "Observamos graves afectaciones en aspectos migratorios, sociales, económico y humanitarios por lo que la tensión de la situación en Nicaragua es un tema prioritario para nuestro país que demanda un pronta reacción, por ello es necesario la atención de este tema en la OEA de forma periodica".

Delegación de Perú: "Expresamos nuesta solidaridad con las víctimas de la violencia y hacemos un llamado al cese inmediato y definitivo de estos actos. Señalamos que es fundamental que se adopte de inmediato las medidas pertinentes para dar cumplimiento por la CIDH".

Embajador de Colombia: "Rechazamos todas las formas de violencia, las agresiones contra Nuncio Apostólico, contra los obispos. Condenamos todo el abuso de poder que ha recurrido el gobierno... debe ponerse fin a las agresiones". Y agregó: "Colombia apoya firmemente el informe de la CIDH". 

Embajador de México: "Exhortamos al Gobierno a que cumpla a la brevedad las orientaciomnes del CIDH".

El embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, condenó la violencia y enfatizó que "la condena debe ser seguido por acciones".  "Estados Unidos condena la violencia que ha existido por parte del Gobierno de Nicaragua contra sus propios ciudadanos y la iglesia".

Paulo Abrao, secretario de la CIDH, en su intervención declaró las más de 300 muertes e hizo una recopilación de los hechos, iniciada el pasado 18 de abril, y su visita con los representantes de la Comisión en mayo hasta llegar a la agresión de los obispos, el pasado lunes.

Denis Moncada, canciller del gobierno, refutó el informe brindado por Abrao y señaló que es"apresurado, prejuiciado y carente de objetividad". "Se requiere de tiempo e imparcialidad y de una actitud profesional para informar con aproximación a la verdad lo que realmente ocurre en Nicaragua. No aceptamos y rechazamos el informe de Paulo Abrao", inició su discurso.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, expresó que el gobierno es víctima de un golpe de estado y califica de terrorista a quienes protestan. “El gobierno continuará cumpliendo los compromisos del Estado en materia de derechos humanos... contribuyendo a restaurar la seguridad".

"Reconoce el derecho a la protesta pacífica y establece la protección estatal y el reconocimiento de los derechos humanos de cada persona", agregó Moncada, haciendo diferencia que "no es lo mismo" una protesta pacífica que actos de terrorismos.

Moncada presentó una lista de ocho muertos militante del FSLN, quien mencionó la muerte de Faber López, "asesinado por francotirador". La madre de Faber responsabiliza a la policía de su muerte.

"La CIDH manifiesta su preocupación", expresó Abrao. Y se refirió a los menores de edad detenidos arbitrariamente. "En ningún caso los adolescentes pueden ser privados de libertad... deben considerar medidas socioeducativa".

"La CIDH recuerda que el uso de las fuerzas debe ajustar a los principios de excepcionalidad, legalidad, necesidad y proporcionalidad. Por otro lado, la Comisión subraya que los funcionarios públicos deben abstenerse de realizar declaraciones que estigmaticen a los defensores de derechos humanos”, agregó Abrao.