“Fue una noche de horror, vi morir gente”, dice periodista de 100% Noticias sobre ataque en la UNAN-Managua

Marenco quien dio cobertura a la situación de la UNAN-Managua quedó atrapado junto a los jóvenes
José Noel Marenco, periodista de 100% Noticias
José Noel Marenco

José Noel Marenco, periodista de 100% Noticias describe el ataque de los paramilitares del Gobierno contra los atrincherados de la UNAN-Managua como una noche de horror, donde vio morir gente.

Marenco quien dio cobertura a la situación de la UNAN-Managua quedó atrapado junto a los jóvenes universitarios en el recinto y posterior en la Iglesia Divina Misericordia donde los paramilitares de Daniel Ortega rafaguearon a los muchachos, dejando a dos muertos.

Toda la noche les pasaron disparando, les lanzaron botellas de vidrio con gasolina, les cortaron el suministro eléctrico. Los paramilitares bloquearon las entradas al recinto y templo religioso para evitar que las personas ayudaran a los jóvenes. La noche de ayer se presentaron Obispos, representantes de Derechos Humanos del País y el MESENI de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sin embargo, los paramilitares no los dejaron pasar.

Esta mañana jóvenes manifestantes amanecieron en vigilia en las cercanías de la UNAN-Managua, la Iglesia católica con el Cardenal Leopoldo Brenes y el Nuncio Waldemar Sommertag llegaron con ambulancias y lograron mediar para la salida de los atrincherados, voluntarios médicos y periodistas que se encontraban refugiados en la Iglesia Divina Misericordia.

“A salvo, hasta el momento. Negociaron nuestra salida, en breve salimos con la ayuda del Nuncio, la conferencia episcopal y los Cruz Rojistas. Una noche llena de horror, ver morir gente, todo mundo atemorizado, acorralados, asediados por los paramilitares que disparaban a matar. Estamos vivos Gracias a Dios y al pueblo que de una u otra manera nos apoyó”, escribió Marenco en sus redes sociales.

“Ver a los estudiantes llamar a sus familiares despidiéndose y decirles a sus padres que los perdonen por el dolor que les están causando y que probablemente es la última vez que los van a escuchar, no es fácil. Los ataques no han cesado, continúan las detonaciones por varios lados”, publicó el periodista, esta madrugada.

Todas las personas saldrán del lugar a bordo de autobuses directo a la Catedral Metropolitana donde se atenderán a todos los heridos.