Alcaldía orteguista nombra a Ramón Avellán “hijo dilecto de Masaya”

Después que la semana pasada el presidente designado Daniel Ortega nombró al comisionado general Ramón Avellán como subdirector general de la Policía Nacional, ahora el concejo municipal de Masaya, lo declaró “Hijo Dilecto” de esa ciudad, pese a que ha sido señalado por dirigir la represión desatada contra los autoconvocados y que dejó al menos 35 muertos en esa ciudad.

Mediante una resolución municipal del sábado 25 de agosto, también se acordó hacer un reconocimiento especial como “defensores de la paz” a todos los miembros del Complejo Policial de Masaya, cuyas instalaciones estuvieron sitiadas durante más de quince días por barricadas, como una medida de defensa del pueblo de Masaya ante los ataques policiales y paramilitares.

El reconocimiento edilicio será entregado a Avellán en un acto que se realizará el próximo domingo 2 de septiembre, fecha en que se conmemora el 179 Aniversario que Masaya fue elevada a ciudad.

Avellán era el subdirector a cargo de las investigaciones a nivel nacional y viajó a Masaya para hacerse cargo de la represión contra la ciudadanía, así como las capturas ilegales y los allanamientos que aún siguen ejecutándose en las casas de quienes apoyaron y participaron en las protestas contra el régimen.