Nicaragua fuera de candidaturas para presidir BCIE, tras expulsión de la misión de la ONU

BCIE / Cortesía

Francisco Mayorga, escogido por Daniel Ortega para la terna de candidatos de la que se escogerá al nuevo presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), quedó fuera en el cabildeo entre los gobiernos centroamericanos, tras la decisión del gobierno de expulsar a la Misión del Alto Comisionado de derechos humanos de Naciones Unidas (OACNUDH).

La elección a la terna de candidatos para la presidencia ejecutiva de la entidad financiera, fue el pasado viernes, mediante una firma externa del Banco que recibió durante varias semanas las hojas de vida de los aspirantes, quienes tras pasar el proceso de selección suelen recibir el respaldo político de los países para alcanzar la silla presidencial.

En el caso de Francisco Mayorga fue expresidente del Banco Central de Nicaragua y actualmente Mayorga es aliado de Daniel Ortega y representante del Gobierno ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para el economista y ex presidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, Mayorga probablemente no calificó en la lista corta, y seleccionó a otros candidatos tal vez más calificados.

“Esta ha sido una elección controvertida por las circunstancias de la región y algunos consideraron internamente que no se estaba haciendo el mejor trabajo por parte de la empresa y creo que hubo la idea de hasta postergar esta elección”, comentó.

Antes la presidencia del BCIE era rotativo y en ese caso, este nuevo periodo le correspondería a Nicaragua, sin embargo, Arana explica que esa regla ya no existe, pues se elige a la persona más calificada.

“Cuando estuve de presidente del BCIE, nosotros rompimos con eso, lo que se decía es que se debía escoger al presidente por calificaciones y en ese sentido que se recurriera a empresas especializadas y que fuera la capacidad de la persona lo que prevaleciera y ningún mecanismo de rotación”, aclaró.

El economista, también cree que es “bien probable” que la decisión de no aceptar la candidatura de Nicaragua con Mayorga como representante, tendría que ver con la expulsión de la misión de la ONU por parte del gobierno y la crisis que atraviesa el país.

“El mundo está bien globalizado y la información y articulación existen, no ayuda en absoluto a la posición del país en un proceso de selección de este tipo, en que los organismos internacionales hayan hecho los reportes que están haciendo sobre la naturaleza de la situación del país y la actitud del gobierno”, agregó Arana.

Se conoce que solo Costa Rica, El Salvador y Honduras podrán aspirar a dicha presidencia cuyo período es por 5 años, a partir del 1 de noviembre de este año.