Policía sandinista reitera amenaza a marcha de los Azul y Blanco

Marchas Azul y Blanco / Foto EFE

Una vez más la Policía sandinista amenazó al pueblo de Nicaragua al catalogar las marchas de los Azul y Blanco como “ilegales”, y citar artículos de la Constitución Política que interpretan a su antojo.

En una nota de prensa de la institución se expresa: “Nuestra Constitución Política y la Ley 872 de la Policía Nacional, establecen que toda movilización en cualquier parte del país debe realizarse una vez que los organizadores han solicitado el Permiso correspondiente ante las autoridades policiales y que este haya sido otorgado”.

La Policía agrega que “ninguna actividad puede realizarse sin la correspondiente autorización y cobertura policial a fin de no afectar la vida social, económica, comercial, financiera, religiosa y de recreación del pueblo nicaragüense”, reiterando que “no permitirán manifestaciones o movilizaciones en la vía pública que no cuenten con el debido Permiso”.

Amenaza a los nicaragüenses con que “tomará todas las medidas necesarias” para mantener la “seguridad” y el “orden público”.

Comunicado de la Policía sandinista

El comunicado de la Policía sandinista contradice la Constitución Política en su artículo 53 el que manifiesta que “Se reconoce el derecho de reunión pacífica; el ejercicio de este derecho no requiere permiso previo”; y el artículo 54 el que expresa que: “Se reconoce el derecho de concentración, manifestación y movilización pública de conformidad con la ley”.

Los organismos de derechos humanos sostienen que protestar no es un delito en Nicaragua y que las marchas contra el Gobierno han sido pacíficas, solamente interrumpidas por agresiones armadas de paramilitares y agentes policiales sandinistas.