Unidad Nacional Azul y Blanco seguirá manifestándose pese a represión del gobierno sandinista

Azalea Solís
100% Noticias

Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco se pronunciaron en contra de las detenciones de manifestantes, registradas este domingo en Camino de Oriente, por la Policía sandinista.

El Dr. Carlos Tünnermann, aseguró que pese a la represión del gobierno se continuará bajo la línea de resistencia pacífica.

“Nosotros nos vamos a mantener a como hemos prometido, dentro del civismo y la lucha completamente pacífica. No vamos a caer en la provocación… nos seguiremos manteniendo dentro de la legalidad, el civismo y la resistencia cívica de la ciudadanía. Hay un amplio espectro de actividades que se pueden realizar y no tienen ningún rompimiento con ninguna legalidad. Nosotros estamos en esta lucha para que se reanude el diálogo nacional”, dijo Tünnermann.

La marcha nacional “Unidos por la Libertad” que preveía este domingo fue reprimida por una cantidad de policías y antimotines que dejaron a al menos 38 personas detenidas.

Sandra Ramos, indicó que están trabajando y analizando “todos los escenarios posibles” porque el llamado que hace la articulación de la Unidad es “la vía cívica para que haya un diálogo”.

Además aseguró que un Paro Nacional será la última opción de la resistencia pacífica ante la represión del gobierno.

“Esa sería la última opción. Esto está en la mesa, todavía en discusión. Y lo que sea, es por el bien de Nicaragua y lograr justicia y democratización que está pidiendo el país... hay que flexibilizar la mirada y fundamentalmente la libertad de los presos políticos”, comentó Ramos.

Por su parte, Azalea Solís, también activista de la sociedad civil, opinó que “lo que hubo ayer fue el ejercicio de la Policía, un ejercicio criminal y delincuencia de la Policía. Ortega quiere destruir la posibilidad de la Unidad Nacional porque hemos escogido un camino”, señaló.