OEA advierte al gobierno de Nicaragua aplicar carta democrática si mantiene política represiva

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo hoy que la violación de derechos humanos en Nicaragua es "totalmente incompatible con la democracia" y advirtió que "la continuidad de las políticas represivas" obligará a recurrir al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

Almagro habló en Washington durante una sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA (Organización de Estados Americanos) que analizó la grave crisis social y política en Nicaragua, donde desde abril pasado se contabilizan cientos de muertos, miles de heridos y centenares de detenidos.

"La continuidad de las políticas represivas (por parte del Gobierno de Nicaragua) obligará a recurrir al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana", dijo Almagro tras condenar "la violación a los derechos humanos, la represión (y) la tortura".

"Hoy sucede algo terrible en Nicaragua, ya es demasiada la sangre derramada. Llegó la hora de exigir, reclamar, solicitar demandar que se detenga el actual momento violencia", afirmó Amagro.

Señaló que "cuando en un país hay violación de derechos humanos, uso de la violencia por parte del Gobierno y de grupos afines, y muertes al por mayor, ya no se trata de hechos coyunturales".

"Cuando se produce este cóctel criminal estamos ante la caída del estado de derecho y se ingresó en un ataque contra el ser humano totalmente incompatible con la democracia", añadió.

"Nicaragua debe reinstitucionalizarse, democratizarse. Es imprescindible ese compromiso del Gobierno para hacerlo, para llamar a los nicaragüenses a un entendimiento", subrayó Almagro.

El artículo 20 de la Carta Democrática de la OEA establece que ante una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un país, el secretario general o a cualquier Estado miembro puede solicitar la convocatoria del consejo permanente, y/o de la asamblea general, para realizar "gestiones diplomáticas" al respecto.