EEUU a Ortega: “La iglesia debe ser protegida, no blanco de disparos”

Monseñor Baez junto a padre Edwin Román

El gobierno estadounidense a través del embajador para la Libertad Religiosa del Departamento de Estado, Samuel D. Brownback, expresó su preocupación por la situación actual de la Iglesia Católica en Nicaragua, en especial de aquellos religiosos que están siendo perseguidos por razones políticas.

“No es aceptable la situación del clero católico en Nicaragua y considero que la Iglesia debe ser protegida, no blanco de disparos”, dijo el embajador Brownback durante una conferencia de prensa, el jueves.

Sandinistas atacan parroquia de Diriamba / Foto: END

El embajador para la Libertad Religiosa relató que un miembro de su equipo visitó Nicaragua y pudo ver “los agujeros de balas” en los templos que fueron blanco de ataques y enfrentamientos entre los simpatizantes de Daniel Ortega y la oposición que pide su renuncia.

Brownback dijo que EE.UU. se siente "profundamente preocupado" por la situación en Nicaragua y aseguró que su Gobierno ha detectado un "incremento de la persecución" en este país y en Venezuela.

Cabe anotar que la Iglesia ha jugado un papel fundamental dentro de la crisis porque ha sido mediadora en el diálogo entre el gobierno sandinista y la oposición desde el pasado 18 de abril que se desataron las protestas, la violencia en las calles y la represión.