El comandante, sus seguidores y el discurso vacío

Daniel Ortega
100% Noticias

1.     Atentos por casi una media hora del discurso, los seguidores fueron aprobadores sonrientes, aplaudidores frenéticos y respondientes eufóricos ante los saludos y el último discurso de Ortega. El discurso que nada dijo “¿cautivó?” a los miembros del séquito acarreado.

2.     El discurso fue vacío, rígido y sideral, fue escuchado con detenimiento, porque así se los imponen, acaban loando al dictador que preside el acto de inauguración del paso a desnivel Las Piedrecitas.

3.     Fue un acto que simplemente no se había dado, por su brevedad. Sin embargo, no puede recuperar el respeto moral del país sin decir nada de los asesinados, presos, desaparecidos y exiliados.

4.     Ortega sigue siendo el personaje lejano, inaccesible e incomprensible a los verdaderos problemas de la nación.

5.     Por eso, al terminar de escuchar su discurso, la mayoría de la población se pregunta: “¿A dónde va éste?”.

6.     Para la opinión en general quizá el acto haya sido sólo uno más. Por hoy se quedan cortos. Ortega no hablo nada porque está pensando en negociar, aunque por hoy las evidencias no sean tan claras.

San José/Costa Rica, 30 de noviembre de 2018.