La oposición espera un informe "contundente" de la OEA sobre la crisis de Nicaragua

La oposición en  Nicaragua declaró  que espera un informe "contundente" de una comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que busca promover una solución pacífica a la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018 y que no fue recibida por el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El informe de esa comisión de la OEA, previsto a ser presentado el 11 de noviembre próximo en Washington, será "fuerte, contundente" y se encaminará a más "vías de presión beligerantes", dijo Guillermo Incer, del Consejo Político de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, a periodistas.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Departamento del Tesoro sanciona al subdirector de la policía Ramón Avellán, Lumberto Campbell y Roberto López

Mientras Felix Maradiaga expresó durante un entrevista a un medio internacional que en Nicaragua nada esta normal.  sobre la OEA añadió, " Nosotros esperamos un informe contundente, por otro lado reconocemos que la solución a la crisis de Nicaragua no vendrá de los organismos internacionales, la ciudadania ha puesto una parte fundamental de su esfuerzo". 

"Esperamos que este informe sea una oportunidad para que la OEA muestre su voluntad a apoyar a una salida a la crisis que vive Nicaragua", dijo Maradiaga. 

"El gobierno no ha mostrado voluntad política de avanzar en un diálogo sincero,  mientras la oposición insiste en que sinembargo la oposición ha insistido que la salida debe ser civica y no violenta, no puede haber un falso diálogo", argumentó Maradiaga. 

Para  Mauricio Díaz, la Organización de Estados Americanos (OEA) se juega su viabilidad en la respuesta que dé en los próximos días a la crisis de Nicaragua, donde su sistema de normas y reglas parece “ineficiente” ante un régimen como el de Daniel Ortega, que instaló una dictadura y se niega a cumplir sus compromisos jurídicos internacionales.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Darling Ríos de Js a Procuradora de Derechos Humanos

“La OEA está en un entrevero difícil porque si fracasa en este país, si fracasa en Bolivia, probablemente tengamos que pensar en una profunda reforma al sistema interamericano porque aquí colapsaría la Carta Democrática, la Cláusula Democrática y los mecanismos jurídicos internacionales demostrarían su ineficiencia”, dice Díaz, quien ha sido embajador de Nicaragua en Costa Rica y embajador alterno ante la OEA.