Monseñor Álvarez: El problema de Nicaragua es ético, porque se ha pisoteado la dignidad humana.

Monseñor Rolando Álvarez, en unas de sus homilías de este jueves manifestó que en Nicaragua el problema que existe actualmente no es político, sino ético porque se ha pisoteado la dignidad humana, en alusión a la represión desatada por parte de la dictadura a quien acusan de perpetrar una masacre asesinando a más de 300 nicaragüenses en el contexto de la crisis sociopolítica que ha vivido el país desde el 18 de abril del 2018.

 “Yo siempre he pensado que el problema de Nicaragua en primer lugar es ético porque se ha pisoteado la dignidad de la persona, porque se ha humillado la dignidad de la persona y eso tarde o temprano los pueblos lo terminan reclamando, no hay mal que dure 100 años y ni cuerpo que lo resista”

 

El obispo de la diócesis de Matagalpa también manifestó que el pueblo se cansa de las humillaciones y que tiene todo el derecho de reclamar por tantas injusticias en contra de sus derechos humanos los cuales la dictadura los ha pisoteado.

“Los pueblos puede soportar, pero hay un momento en que los pueblos alzan su voz al cielo reclamando la humillación que han vivido durante décadas en contra de su dignidad humana”

Por último, manifestó que si en Nicaragua se quiere resolver la situación que vive se tiene que “replantarse una ética política”