Padre Edwin Román y madres de presos políticos continúan como rehenes

Este jueves se han cumplido ocho días del secuestro en su propia parroquia del padre Edwin Román quien se encuentran con madres que mantienen una huelga de hambre totalmente rodeados por la policía sandinista quien no permite que nadie se acerque a esta casa de Dios para poder llevar víveres, agua y medicina.

La dictadura desato su furia contra este líder de la iglesia católica por su postura firme a favor del pueblo nicaragüenses y en represalia la dictadura mantiene un hostigamiento permanente y le ha cortado la energía eléctrica y el agua potable.

El pueblo nicaragüense ha estado pendiente de la salud de estas personas que se encuentran como rehenes, principalmente de los familiares de los excarcelados que vivieron en carne propia este sufrimiento.

“Esta es una ciudad triste, agotada pero siempre con la moral en alto, hoy se cumplen 8 días de que el gobierno ha criminalizado la acción humana de toda madre que defiende a sus hijos…  dijo Wilfredo Suazo, padre del ex reo político Yabrán Suazo quien se ha solidarizado con el padre Edwin Román.

Otra de las acciones que ha emprendido la dictadura es que ha enviado a sus simpatizantes a hacer pintas con la palabra “plomo” a las casas de los excarcelados de Masaya.

 “A consecuencia de lo que paso en Bolivia ellos vinieron a ponerme la palabra plomo que es balazo, muerte, es todo menos paz y esto es horrorizar al pueblo”

Los habitantes de Masaya manifiestan que viven en zozobras porque no se sabe lo que pueda pasar ante el recrudecimiento de la “furia” de la dictadura.

Leer Más: CIDH solicita a la dictadura visitar Nicaragua