Juan Carlos Ortega le sigue el juego a su madre para atacar a la iglesia católica.

Dos días después que su madre atacara a la iglesia católica y a sus obispos, Juan Carlos Ortega salió con un nuevo comunicado en el que refleja el mismo discurso de Rosario Murillo, pero lo hizo con un tono más sutil pero siempre con la misma línea.

“Recordamos a todos que independientemente de nuestras creencias religiosas, ideológicas políticas, partidarias, independientemente de nuestros orígenes, de clase, recordarnos a todos que estamos llamados a la unidad para preservar la paz la seguridad, la tranquilidad y el bienestar y el progreso En beneficio de todas las familias nicaragüenses” dijo Juan Carlos.

A diferencia de los dos anteriores comunicados, ahora la hija de Tomás Borge, Valeria, tomo la palabra y leyó parte del comunicado donde acusan que los templos católicos han servido “para fines políticos”

“En nombre del movimiento sandinista 4 de mayo les hago un llamado a no seguir debilitando nuestra iglesia católica la iglesia es para buscar a Dios no es para utilizarla con fines políticos como lo han hecho algunos hombres mucho menos para incitar a la violencia y al odio ni para dividirnos”

Este martes en su acostumbrado mensaje en los canales oficialistas, Rosario Murillo arremetió contra “quienes dicen hablar en nombre de la fe “y calificó a los obispos como “lobos repugnantes que destilan odio” y que “quieren alterar la paz”.  

 

Leer más: Dictadura pide cambiar sacerdotes en Masaya, denuncia padre Harvin Padilla