Enrique Sáenz: “Si hay escasez será por maniobra del régimen, no por las sanciones”

El cierre de la gasolinera de Bluefields puso en evidencia el monopolio que Rafael Ortega Murillo a través de la sancionada empresa INVERSIONES ZANZIBAR S.A y DNP PETRONIC, tenían en esta ciudad caribeña.

Y es que los pobladores de Bluefields se encontraron alarmados con esta problemática, pues conocieron que solo tenían dos mil galones de combustibles por eso realizaron filas en sus vehículos y otros llegaron con bidones para poder abastecerse de combustibles.

Aquí sus pobladores están claros que las sanciones tienen nombres y apellidos.

“Quisieron engañar al departamento del tesoro de Estados Unidos pintándola, cambiándole la fachada que es supuestamente privada, pero es la misma gasolinera que administra los Ortega Murillo, es la misma gasolinera que administra el dictador” comento un taxista de esta zona del país.

El economista Enrique Sáenz, durante el programa 100% Entrevistas con Lucía Pineda Ubau, descartó desabastecimiento de combustibles por las sanciones ya que hay otras empresas como PUMA y UNO que pueden suplir el producto, siempre y cuando el régimen les permita cubrir las áreas de distribución que tiene la sancionada DNP PETRONIC e inversiones ZANZIBAR S.A.

“Riesgo de escasez a causa de sanciones no hay, repito las sanciones son para los zánganos hay empresas que pueden asumir, si hay alguna escasez será resultado de maniobras del régimen como parte de estrategia de aferrarse al poder, la gente lo tiene claro y esto hay que repetirlo, para que incautos no sean sorprendidos” Aseguro Sáenz

 

Para Sáenz las sanciones impuestas a “Payo” Ortega es un “golpe significativo” a los Ortega Murillo porque utilizaban a PETRONIC como una arteria para mantenerse económicamente en el poder al “apropiarse de forma fraudulenta de la red de distribución que era del estado”

“Con este otro golpe realmente le dan en el hígado o en la quijada a uno de los principales negocios, desde los cuales no sólo acumulaban, cobrando sobre precios y obteniendo decenas y en estos años centenares de millones de dólares a partir de los sobreprecios y las sobre ganancias que han traído a partir del control monopólico del mercado de hidrocarburos” apunto Sáenz.

Por último, recalcó que las sanciones obligan a todas las empresas vendedoras de hidrocarburos a nivel internacional a ver con lupa las transacciones con empresas asentadas en Nicaragua “Porque no se van a arriesgar a ser también contagiados o a ser objeto de sanciones por hacer negocios con empresas sancionadas, en este caso con DNP”

Leer más: Algunas gasolineras de la familia dictadora en Nicaragua sin dar servicio tras sanción a "Payo Ortega"

La familia Ortega-Murillo a través de INVERSIONES ZANZIBAR y DNP PETRONIC, de las cuales se “apropiaron fraudulentamente” según Sáenz, controlan la tercera parte del mercado de hidrocarburos, el 45% de la venta de diésel y más del 40% de la venta de gasolina.

“El ejercicio abusivo del poder político sumado al control cuasi-monopólico, les permitía imponer el precio de los combustibles con una gran tajada de ganancias” dijo Sáenz.

Leer más: La mentira se viste de rojo y negro

Actualmente el principal proveedor de hidrocarburo para Nicaragua es Estados Unidos y Ecuador, entre ambos suman 80%. Los flujos del petróleo y combustible venezolano se redujeron, apuntó Sáenz.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ