Crisis política en Nicaragua afecta psicológicamente a menores

El Estado debe garantizar la protección de los derechos humanos en los niños, niñas y adolescentes, así lo estipula el código de la niñez y la adolescencia

A raíz de la crisis socio política que vive Nicaragua desde abril de 2018 los niños, niñas y adolescentes, han presentado múltiples afectaciones psicológicas entre las que se destacan: el estrés post trauma, esto debido a que la policía Orteguista a través de sus accionar violento hacia los familiares de los infantes, representa en la actualidad, una amenaza por lo que conlleva a que estos sean agresivos.

Lissette Sarria psicóloga clínica y docente universitaria expresó a 100 porciento noticias que, el hecho que los menores sean testigos de secuestros, asedio, allanamientos, golpizas y encarcelamiento de sus familiares y viviendas, provoca ansiedad y la falta de concentración en las diversas actividades cotidianas, que se ven reflejados en las calificaciones escolares, cambios constantes de humor y temperamento.

                        

Según Sarria las migraciones de los familiares por persecución política, crean en los niños y niñas una inestabilidad emocional lo que repercute en el comportamiento de los mismos, ocasionando una crisis depresiva, que podría conllevar aun suicidio, a consumo de alcohol o drogas.

El Estado debe garantizar la protección de los derechos humanos en los niños, niñas y adolescentes, así lo estipula el código de la niñez y la adolescencia, sin embargo, según el informe presentado por amnistía internacional el pasado 28 de mayo de 2018 titulado “DISPARAR A MATAR: ESTRATEGIAS DE REPRESIÓN DE LA PROTESTA EN NICARAGUA” se evidencia que el régimen a través de sus aliados institucionales como la policía, los hospitales públicos, entre otros han sido cómplices de los asesinatos de menos como Álvaro Conrado de 15 años, Daryelis Vásquez de 2 años y Matías Vásquez de 5 meses entre otros.

RECUERDE LEER: La mentira se viste de rojo y negro

El documento cita textualmente “Asimismo el personal médico del Hospital Bautista de Managua reportó a Amnistía Internacional que solo entre los días del 20 y 24 de abril de 2018, atendió un total de 50 personas heridas en el marco de las protestas de las cuales 34 presentaban heridas por arma de fuego, 7 de ellas eran adolescentes de entre 14 y 17 años, entre los que se encontraba Álvaro Conrado de 15 años, quien falleció el día 20 de abril” reiteró Amnistía Internacional.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ