Cenidh condena agresión policial contra periodista de Canal 10

El presentador de Acción 10, Wilih Narváez, fue agredido por un grupo de antimotines liderados por el comisionado Fernando Borges. Organismos defensores de derechos humanos condenan este nuevo ataque a la libertad de prensa.

Las agresiones contra la libertad de prensa en Nicaragua no tiene tregua. Este jueves, el periodista de Canal 10, Wilih Narváez, fue agredido por oficiales antidisturbios de la Policía Orteguista cuando realizaba una cobertura periodística en un hotel de Managua. El hecho se suma a los primeros golpes del régimen de Daniel Ortega contra reporteros independientes.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) condenó la agresión contra Narváez. “El Cenidh condena la agresión física perpetrada por policías, mientras este realizaba su labor”, reaccionó el organismo, que además exigió al régimen de Daniel Ortega el respeto a la libertad de expresión y el respeto a la integridad física y psicológica de todos los periodistas.

La agresión contra Narváez se produjo después que dio cobertura a la presentación de un libro. Los ciudadanos que asistieron al evento en el hotel Las Maracas intentaron realizar un piquetes exprés, pero los policías lo impidieron. En vídeos se ve cuando los antimotines hacen retroceder por la fuerza a los reporteros, mientras dos, en momentos separados, atacaron al periodista del canal de televisión.

El periodista, que sufrió golpes en brazos y piernas, encaró luego al comisionado de la Policía, Fernando Borges, a cargo de la batería de antimotines. El alto cargo policial se escudó tras la línea de agentes y enmudeció a los cuestionamientos de Narváez y otros reporteros que documentaron la agresión. “Cobardes, cobardes”, reclamó el periodista al antidisturbio que lo atacó. “Comisionado Borges, la orden es agredir a periodistas”, preguntaron a Borges.

“En los barrios está imperando la delincuencia, en los buses andan arrebatando carteras, y aquí este montón de policías desperdiciando el salario que sale de nuestros impuestos”, protestó Narváez, después de la agresión. “Tengo autoridad moral para reclamarle a usted”, “deme una respuesta, usted sabe que le estoy reclamando apegado a justicia”, dijo a Borges.

                                                        Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, a septiembre de 2019, en el marco de la crisis se han reportado 1,080 casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinato, entre otras. “La escalada represiva se mantiene, estamos viendo todos los días que no hay tregua en esa represión”, dijo entonces Cristiana Chamorro, presidenta de la fundación.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ