Policía sandinista asedia oficinas de Unidad Nacional y Alianza Cívica

Al menos cinco patrullas y más de 30 antimotines asedian desde tempranas horas las oficinas de la Unidad Nacional y la Alianza Cívica, como parte de la política de hostigamiento a opositores al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

Guillermo Incer integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional manifestó que no es la primera vez que la policía asedia a los activistas dado que es parte de la política de hostigamiento “nos toman fotos y vídeos no solo a nosotros también a las personas que no tienen nada que ver con el activismo político. Más allá del hostigamiento hay invasión a la propiedad privada están poniendo en peligro a otras personas y a los negocios alrededor de la oficina porque la población evita ingresar a los establecimientos comerciales por la presencia policial afecta directamente la economía y la tranquilidad de la familia, es una irresponsabilidad y un abuso de la autoridad”, manifestó Incer.

Tamara Dávila de la Unidad Nacional enfatizó que el asedio lo viven excarcelados políticos y opositores “cotidianamente las casas de opositores, excarcelados y centros donde  nos reunimos para lanzar este trabajo organizativo están bajo asedio, esto lo único que demuestra es que el régimen está agonizando, una fiera herida y estamos logrando que nuestra fuerza sigue viva”.

El pasado martes 03 de marzo, la Unab presentó un informe sobre el recrudecimiento a la crisis de violación de derechos humanos en Nicaragua y la falta de voluntad política del régimen que no libera a los presos políticos. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ