Daniel Ortega avizora derrota electoral y amenaza con "gobernar desde abajo"

Este lunes el dictador Daniel Ortega compareció en ocasión del Día Internacional de la Mujer, en su discurso amenazó con gobernar “desde abajo” en referencia a 1990 cuando perdió frente a la presidenta Violeta Barrios de Chamorro. Al mismo tiempo, Ortega dejó entrever que podría perder las elecciones presidenciales, tras tres años de crisis sociopolítica en Nicaragua.

“Después del 25 de febrero (1990), cuando ellos tomaron el gobierno, dijimos “vamos a gobernar desde abajo”, gobernar desde abajo, ¿Qué significaba?, bueno, librar una lucha para defender los derechos del pueblo, de los trabajadores, de los campesinos, de los pobres”, expresó Ortega, quien asegura ser el “presidente de los pobres”, quien cumplió 14 años consecutivos en su segunda etapa como presidente de Nicaragua.

En su comparecencia, Ortega recordó las derrotar electorales frente a los gobiernos liberales “terminó su periodo el ingeniero Enrique Bolaños, ya habían pasado tres gobiernos y no se nos ocurría a nosotros que teníamos la fuerza como lo hemos tenido siempre de ir a las calles, de ir a insurrección, dijimos no, ya la insurrección tenía su etapa, fuimos a la cuarta, aquí la cuarta fue la vencida y ganamos esas elecciones, ah pero ya cuando gana una fuerza política que tiene dignidad que va a defender la soberanía de su país, que no está dispuesto a someterse a ningún imperio ¿a quien le gustaría que el vecino se cruce a su casa y le diga lo que tiene que hacer?”, manifestó el dictador.

“Desde abajo”

A partir de 1990, Daniel Ortega dirigió protestas y asonadas violentas utilizando a sindicatos de transportistas y sus simpatizantes que paralizaron el país, dichas  manifestaciones eran para protestar por derechos sociales, alzas de impuestos o simplemente para presionar al gobierno de turno. El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) encabezó movimientos armados en los que quemaban propiedad pública, levantaban barricadas, cerraban hospitales o dejaban sin transporte a los ciudadanos a través de los movimientos sindicales, estudiantiles y gremios profesionales. Ortega siempre usó como "chantaje" las protestas para ganar algo en el terreno político.

“Nosotros con paciencia, no se nos ocurrió intentar un golpe de estado, seguimos la lucha y más medidas de privatización de los sectores que eran claves para la economía, las telecomunicaciones que producen ganancias multimillonarias y ellos las privatizaron cuando lo que tenían que haber hecho era, hacer una sociedad grandes empresas. Llevaron a elección al ingeniero Enrique Bolaños, el llegó a presidencia en medio de nuestros cuestionamientos y buscamos como contribuir a la estabilidad en el país, denunciando, cuestionando los problemas que se daban, había lucha permanente del 6% para universidad, nosotros acompañamos esa lucha, hubo estudiantes muertos, que no andaban armados”, expresó Ortega en su aparición.

Hoy Ortega es señalado por organismos de DDHH internacionales por crímenes de lesa humanidad por reprimir con violencia a estudiantes, ancianos y autoconvocados en abril del 2018 y luego la operación limpieza de tranques (que era usado por Ortega cuando gobernaba desde abajo) que dejó un saldo de más de 328 muertos en pocos meses.

Prohíbe la protesta

A pesar que las protestas era el medio preferido del dictador Daniel Ortega contra gobiernos liberales, en la actualidad disuelve cualquier tipo de manifestación a punta de bala, así lo demostró en abril 2018 cuando la sancionada policía sandinista y paramilitares asesinaron a estudiantes y ciudadanos que exigían la renuncia de Ortega. 

El 28 de septiembre de 2018, cinco meses después de haber iniciado la crisis, Daniel Ortega declaró ilegales las protestas en el país y arreció los arrestos contra activistas y protestantes. Sin embargo, varios ex sandinistas recordaron el pasado del FSLN: “Aquí habemos muchos que tenemos doctorados en tranques, en asonadas y ahora no vamos a hacernos los inocentes. De nosotros es que estos muchachos han aprendido a hacer tranques y asonadas y en ese entonces eran correctos, porque gobernábamos desde abajo”, dijo el exrector de la Universidad Nacional Autónoma (UNAN), Ernesto Medina, durante una sesión del Diálogo Nacional de 2018.

En el 2012, un grupo de taxistas realizó un paro en Managua en demanda de dinero para subsidiar el combustible, la Policía lo disolvió con "violencia", los enfrentamientos dejaron cinco heridos y 41 detenidos.

El grupo de taxistas denunció a la Policía por "abuso de autoridad" y "violencia excesiva" . En ese momento, los taxistas aseguraron que la protesta era pacífica y acusaron al régimen de enviar a "esquiroles" para crear el caos durante su manifestación.

Ayer en su comparecencia, Ortega dejó entrever que podría perder las elecciones presidenciales, tras tres años de crisis sociopolítica “vamos a continuar con el mismo entusiasmo, con la misma firmeza, con la misma alegría, con el mismo optimismo en que hemos librado estas luchas; ya sea estando arriba o estando abajo, nosotros nunca claudicamos”, dijo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ