Álvarez: magistrados electorales "sumisos" y poco "creíbles" confirmarán que Ortega se mantendrá en el poder

Luego que la Asamblea Nacional lanzó la convocatoria para proponer y elegir magistrados en el Consejo Supremo Electoral, el abogado constitucionalista, Gabriel Álvarez, expresó que el régimen de Daniel Ortega tiene la oportunidad para demostrar que realmente realizará elecciones libres, justas, transparentes y observadas, previstas el próximo 7 de noviembre. 

Álvarez considera que si Daniel Ortega escoge magistrados “sumisos” y poco “creíbles” significa que decidió mantenerse en el poder “Yo no diría que es la última prueba, todavía podemos avanzar un poco más en relación con la observación electoral y con las reformas electorales que al final se aprueben, pero para mí queda muy claro que sí estos 10 magistrados, 7 propietarios y 3 suplentes, son iguales o muy parecidos a los actuales será una demostración contundente que sus cálculos políticos Daniel Ortega y Rosario Murillo decidieron mantenerse”.

Ante este panorama, el abogado constitucionalista recomendó a la oposición nicaragüense contemplar una estrategia a mediano plazo la oposición tendrá que rediseñar su estrategia a mediano plazo “vamos a tener bastante claro el panorama a mediano plazo, si eligen magistrados que no gozan de ninguna confianza para el pueblo, los liderazgos de la oposición deberán realizar un ajuste en la estrategia, una estrategia mayor creatividad, mayor unidad y afinar todos los instrumentos, un rediseño de la estrategia con el solo dato de como queden los magistrados integrados en el CSE, por eso insisto, no es que sea algo definitivo pero sí será algo importante”

LEER MÁS: Asamblea Nacional convoca a elección de magistrados del CSE

El analista asegura que el régimen sandinista intentará vender un proceso electoral “digerible” para la comunidad internacional “ya empezamos mal porque siguen intentando meter zancadillas y obstaculizar el mejor desempeño de la oposición, ellos sabes que podrán aprobar sometido a las exigencias de la comunidad internacional (...) todo indica que va a mantener la continuación de una estrategia para resolver la crisis, una estrategia no democrática, no constitucional, no respetuosa de los derechos y libertades ciudadanas, eso no significa que lo vayan a lograr”.

Por otro lado, el experto indicó que unas reformas electorales que no cuenten con el consenso de la oposición no serían “exitosas” pues las nuevas fuerzas políticas son una realidad que Daniel Ortega debe aceptar “sería un error si hacen caso omiso de que abril para acá no ha existido. Las nuevas fuerzas sociales existen, la nueva oposición existe, no sería sostenible, no sería exitoso haciendo caso omiso de esas fuerzas que en este momento son extraparlamentarias, aunque ellos van a repartirse con la cuchara grande, de lo contrario, se va a profundizar la crisis si solo cambian personas del mismo partido, si hay nuevo fraude, no se debe reconocer esas elecciones”, insiste.

SEGUIR LEYENDO: Líder campesino excarcelado lanza precandidatura a Presidencia de Nicaragua

Hasta ahora los magistrados del Poder Electoral nicaragüense, en su mayoría sandinistas, son vistos por sectores de la oposición como personas corruptas, que permanecen en sus puestos por decisión de Ortega a pesar de que sus cargos vencieron entre 2016 y 2019.

Asimismo, la Coalición Nacional exigió reformas a la Ley Electoral junto con el establecimiento de "magistrados confiables" en el CSE.

En octubre pasado la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) resolvió llamar a Nicaragua a que garantice unas elecciones "creíbles" el 7 de noviembre próximo.

LEER MÁS: Gabriel Álvarez: sin necesidad de reforma electoral se pueden nombrar magistrados imparciales en CSE

Las elecciones de Nicaragua serán claves, ya que decidirán si se extienden o concluyen 42 años de dominio casi total de Ortega sobre la política nicaragüense.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ