LA PRENSA: si dictadura no cancela a CxL hay razón para votar

En su editorial de este lunes el Diario La Prensa destaca que habría por quien votar, si la dictadura de Daniel Ortega no cancela la casilla del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL). Según La Prensa, Ortega pretende apostar por la abstención de los nicaragüenses para las próximas elecciones, dividiendo a la oposición, pero destacan que con sus acciones de manera indirecta está contribuyendo a unir a la oposición dejando como única opción la casilla del partido Ciudadanos por la Libertad.

“Paradójicamente, el mismo dictador Daniel Ortega está contribuyendo con sus políticas electorales represivas y excluyentes, a unir a la oposición para participar en las elecciones del 7 de noviembre” señala el editorial de La Prensa. 

Recuerde Leer: Se reducen opciones de la oposición para elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua

Por tal razón el diario manifiesta que a diferencia de 2016 este año no se debe promover la abstención porque en esta ocasión si hay por quién votar si la dictadura no cancela la personaría jurídica al CxL.

“Pero ahora, si la dictadura no cancela también la personería jurídica de CxL habría razón para votar, pues si la oposición ha decidido que la única forma de lucha posible es la electoral y la gente esté de acuerdo, hay que practicarla hasta las últimas consecuencias. Y en este caso la casilla de CxL sería útil para que los ciudadanos vuelvan a repudiar en forma masiva a la dictadura, ahora en las urnas electorales” cita el Editorial. 

Agregan "y también habría por quienes votar: por los candidatos de la Alianza Ciudadana. No es fácil participar en elecciones en una dictadura absolutista, cruel y tramposa, pero como dice Fernando Mires acerca de los opositores de Bielorrusia, los que participan "son los héroes de nuestro tiempo".

Lea También: Maradiaga: CxL tiene que decidir entre defender su casilla o albergar a oposición robusta, inclaudicable

El editorial de La Prensa establece la diferencia que existe con relación al último proceso electoral en 2016 donde no había ni partido, ni candidato por quien la oposición votara y por esas razones promovieron la abstención de los votos lo que no causó ningún efecto.

                                              

“Pero aparte de que la abstención no causó ningún efecto, en aquella ocasión no había porque ni por quién votar. Antes de las elecciones la dictadura eliminó a la única alternativa opositora real a la candidatura de Ortega. El partido de oposición fue entregado a agentes del régimen por el poder electoral sandinista y como participantes en las elecciones quedaron el PLC y otros cuatro partidos comparsas del FSLN, que la ciudadanía no los percibió como opositores y el día de las votaciones se produjo la abstención masiva” recuerda en su escrito La Prensa.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ