Estado de Derecho en Nicaragua más deteriorado, según informe del Proyecto de Justicia Mundial

Además se ubica en la posición 30 de 32 países en la región de América Latina y el Caribe y en la 31 de 35 entre países de ingreso mediano bajo, según el organismo World Justice Project.

Los abusos, las violaciones a las libertades individuales y a los derechos humanos de los nicaragüenses por parte de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo se ven reflejado en los análisis de organismos extranjeros. Según World Justice Project (Proyecto de Justicia Mundial), Nicaragua está en el lugar 131 de 139 países en Estado de Derecho del mundo, con la caída de tres posiciones por la valoración de los límites del poder gubernamental, espacio cívico, rapidez de la justicia y ausencia de discriminación.

Puede leer: Rosario Murillo molesta porque simpatizantes sandinistas le piden vacunarse con Pfizer

El puntaje general de Nicaragua en Estado de Derecho se redujo en 3.7% en el indice de este año. Con el lugar 131 de 139 países y jurisdicciones en el mundo, este país cayó tres posiciones en la clasificación global. El puntaje de Nicaragua lo ubica en la posición 30 de 32 países en la región de América Latina y el Caribe y en la 31 de 35 entre países de ingreso mediano bajo.

                                                    

El índice de Estado de Derecho del WJP es un reporte anual basado en encuestas a más de 138,000 hogares y 4,200 especialistas alrededor del mundo. Incluye ocho factores en su medición: Límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal.

Deterioro del Estado de Derecho

Las tendencias específicas para Nicaragua incluyen un deterioro en la dimensión que mide el cumplimiento regulatorio. En la región de América Latina y el Caribe el país con el puntaje más alto es Uruguay (en el lugar 25 de 139 países), seguido de Costa Rica y Chile.

Lea además: Nicaragua está presa y reprimida por FSLN, dice excarcelado político asediado desde hace más de 700 días

Los tres países con los puntajes más bajos en la región son Nicaragua, Haití y la República Bolivariana de Venezuela (en el lugar 139 de 139 países). El índice de 2021 muestra que más países disminuyeron sus puntajes de los que lo aumentaron en el Índice de Estado de Derecho por cuarto año consecutivos.

                                                      

El reporte de WJP es el primero de esta serie anual desde que se declaró la pandemia de Covid-19 en marzo de 2020, y muestra que las tendencias negativas de varios años se deterioraron aún más durante este período. "Con tendencias negativas en tantos países, esta edición del índice de Estado de Derecho del WJP debería ser una llamada de atención para todos nosotros. El Estado de Derecho es la base de comunidades de justicia, oportunidades y paz. Reforzar esa base debería ser una de las principales prioridades para el período de recuperación de la pandemia", dijo el cofundador y director ejecutivo del WJP, Bill Neukom.

Libertades y derechos en peligro

En un año dominado por la pandemia de Covid-19, 74.2% de los países incluidos (que representan el 84.7 % de la población mundial o aproximadamente 6.5 mil millones de personas) experimentaron descensos en su puntaje del Estado de Derecho, mientras que solo 25.8% mejoró.

"Los descensos fueron generalizados y se dieron en todos los rincones del mundo. Por segundo año consecutivo, en todas las regiones, la mayoría de los países retrocedieron o se mantuvieron sin cambios en su desempeño general en el Estado de Derecho. En el transcurso del año pasado, 82% de los países del Índice experimentó una disminución en al menos una dimensión relacionada con el espacio cívico (participación cívica, libertad de opinión y expresión, y libertad de reunión y asociación), y en 94% de los países del índice aumentaron las demoras en procedimientos administrativos, civiles o penales", detalla WJP.

Los países con puntajes más altos este año fueron Dinamarca, Noruega y Finlandia. La República Democrática del Congo, Camboya y la República Bolivariana de Venezuela tuvieron los puntajes generales más bajos. Los países con mayores incrementos de puntaje fueron Uzbekistán (4.1%), Moldova (3.2%), y Mongolia (2.0%). Los países con mayores descensos fueron Belarús (-7.5%) y Myanmar (- 6.3%), mientras que Nigeria, Nicaragua, República Kirguisa y Argentina empataron con el tercer declive más grande (-3.7%).

En el estudio se agregaron dos nuevos países de la región de América Latina y el Caribe al índice de este año: Haití y Paraguay. En el último año, 22 de 30 países redujeron su puntaje en la región. De estos 22 países, 13 ya lo habían hecho también en la versión pasada del índice.

 


 

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ