Edgard Parrales señala “hipocresía” del régimen de Daniel Ortega, tras denunciar carta de la OEA

El ex embajador de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA), Edgard Parrales calificó como “hipocresía” la decisión del régimen de Daniel Ortega que solicitó la salida de Nicaragua de la OEA, una semana después de que la Asamblea General del organismo considerará que las elecciones "no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática".

“Habrían diversas palabras como definirlo pero voy a usar hipocresía, es decir en el 1979 cuando el frente sandinista necesitaba de la Organización de Estados Americanos (OEA), incluso el presidente de Panamá Omar Torrijos cedió el puesto al padre Miguel D'escoto para que hablara en nombre del frente sandinista desde la silla de Panamá y la OEA en ese momento servía”, recordó Parrales en el programa 100%Superchats.

LEER MÁS: Daniel Ortega elimina la figura de “decano diplomático” que ostentaba el Nuncio apostólico en Nicaragua

También recordó que en el 2009 cuando el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, intentó reformar la constitución fue removido de su cargo porque cometía delito, en ese momento Ortega junto al presidente de Venezuela, Hugo Chavéz, llamaron a la OEA a calificar la acción como “golpe de Estado” 

“Es irónico, cuando el presidente de Honduras Manuel Zelaya quiso cambiar la Constitución de Honduras que prohibía la reelección, la Corte Suprema Justicia de Honduras y el congreso le aplicaron la Constitución y lo sacaron del cargo poniendo un gobierno interino, Manuel Zelaya era compinche de Ortega y Hugo Chávez inmediatamente estos dos países se movieron en la OEA para promover la separación del gobierno interino”, explicó 

Ahora que a Nicaragua le toca enfrentar que sea suspendido de la OEA, Ortega saca el discurso de “injerencia” “ahora la OEA no es útil por la ola de delitos que comete el orteguismo, ahora la OEA es injerencista y violatoria de los derechos humanos y toda la lista de acusaciones y peyorativos qué le ponen a la OEA, no les gusta porque ahora les toca a ellos”

Aunque Nicaragua denuncie la carta de la OEA su vínculo terminará hasta el 19 de noviembre del 2023, indicó el analista político, quien agregó que en ese período sigue teniendo obligaciones y responsabilidades con el organismo.

“El efecto no es inmediato Nicaragua dejaría de ser miembro de la OEA en el 2023, por lo cual sigue siendo miembro activo de manera por lo cual puede perfectamente participar en las reuniones del consejo permanente y las reuniones de la asamblea general, si ellos no lo quieren hacer es su problema pero tiene derecho y la obligación de participar”, resaltó

LEER MÁS: Piden a la ONU enviar misión a Nicaragua para evaluar la situación de los Derechos Humanos

Asimismo, el analista avizora que el Consejo Permanente convocará a la Asamblea General de la OEA en los primeros días de diciembre para decidir si suspenden a Nicaragua, tras la farsa electoral.

“Una vez que el consejo permanente haga un análisis de toda la situación de Nicaragua, convocará a la Asamblea General que va a tomar la decisión de suspender a Nicaragua de la participación activa en la OEA, si a Nicaragua se le suspende va a tener una participación pasiva pero siempre va a ser miembro; además que está obligada hasta el último momento a cumplir con sus obligaciones en el marco de la OEA qué son respetar y promover la democracia, los derechos humanos, las libertades y el estado derecho y si cuando llega esta fecha no está cumpliendo no se va sigues siendo miembro de la OEA hasta que cumpla con todas las obligaciones que tiene pendiente”, explicó 

SEGUIR LEYENDO: Iglesia católica Nicaragua: "quienes detentan el poder de iure o de facto deben procurar el bien común"

Para Parrales, esa convocatoria es urgente debido a la decisión de Ortega de anunciar la salida de Nicaragua.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ