Argentina no enviará a delegado para toma de posesión de Daniel Ortega

El gobierno de Argentina ha desmentido a su embajador en Managua al afirmar que ese país no enviará a ninguna delegación a la ilegítima toma de posesión de Daniel Ortega y Rosario Murillo.
EFE

El gobierno de Alberto Fernández de Argentina volvió a sorprender a la Comunidad Internacional al informar que no enviará a ninguna misión a la ilegítima toma de posesión de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes se reasignaron la presidencia del país con el 75 por ciento de los votos del pasado siete de noviembre, según el conteo del Consejo Supremo Electoral, que contrastaron con la realidad por una abstención de más del 81% según el observatorio Urnas Abiertas. 

El diario El Clarín publicó en su sitio web que tras la confirmación del embajador de Argentina en Nicaragua de que Alberto Fernández, presidente de ese país, enviaría una delegación a Nicaragua para la juramentación de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, el gobierno argentino se molestó con la prensa de esa nación.

Lea: Repartidores realizan homenaje a motociclista fallecido en accidente de tránsito

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua, dominado por magistrados fieles a la dictadura, reasignó la presidencia a Daniel Ortega y a Rosario Murillo, quienes desde a finales de mayo del año pasado mantiene encarcelados a los principales candidatos presidenciales de oposición que podían derrotar a Ortega en una primera vuelta debido al amplio respaldo popular con el que gozan.

El régimen Ortega Murilo también mantiene encarcelado a empresarios, líderes estudiantiles y de la sociedad civil. El proceso electoral fue condenado por buena parte del mundo por romper el orden democrático y violar los derechos humanos. Menos por Argentina, Venezuela y Cuba, además de la Celac bajo la presidencia del mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Desmienten a embajador

Este sábado, Daniel Capitanich, embajador de Argentina en Nicaragua fue desmentido por el gobierno de su país, al afirmar que el diplomático se habría “confundido” o querido decir “otra cosa”, según información recogida por el medio argentino.

“El único representante argentino que va "es él", dijo un funcionario de gobierno al diario El Clarín.

Lea más: Convocan a vigilia en Costa Rica en rechazo a investidura de Daniel Ortega

“Hermano de Jorge Capitanich, el gobernador de Chaco, Mateo Daniel es embajador de origen político, no es un  diplomático de carrera, fue intendente de una localidad en su provincia y quiso ir a Managua por su admiración al sandinismo. Su sinceridad, o su falta de experiencia sorprendieron el viernes al Gobierno”, se lee en el sitio web del medio.

El pasado viernes, los cancilleres de toda Latinoamérica y Caribe estaban reunidos en el Palacio San Martín, donde Cafiero y después Fernández recibieron la presidencia pro témpore de la Celac, mecanismo de debate y cooperación que alberga a Cuba, Venezuela y Nicaragua, cuyos regímenes hoy generan crítica y rechazo por la falta de democracia y la persecución de los opositores.

Condenas al régimen Ortega Murillo

Cuando Felipe Solá era canciller, Argentina protestó por los presos políticos y le reclamó respeto a la democracia a Ortega, que tomó de punto al ex ministro. Solá llamó a Daniel Capitanich a consultas a Buenos Aires y México hizo lo mismo.

Entonces, Ortega se ocupó de vetar la presidencia argentina en la cumbre de presidentes de la Celac que hizo México en septiembre. Solá fue desplazado por Cafiero. Capitanich fue restituido a su puesto en Managua al igual que el Mexicano en el suyo. Argentina volvió a abstenerse de condenar al régimen nicaragüense en la OEA. El viernes, el canciller nicaragüense, Denis Moncada, permitió que hubiera consenso regional y Argentina fue ungida al frente de este organismo.

Lea también: Denuncian que la prensa China goza de más privilegios que los periodistas nicaragüenses

Las palabras de Capitanich diciendo que la Casa Rosada enviaba una delegación arrojaban leña al fuego con otro de los asuntos delicados que tiene que manejar Fernández al frente de una Celac muy dividida. Cuba, Venezuela y Nicaragua apuntan contra Washington por las presiones que ejercen en su contra. Ello mientras que el Gobierno necesita apoyo de la administración de Joe Biden en sus negociaciones por la deuda externa con el Fondo Monetario.

Ni Estados Unidos ni Canadá participan de este espacio, que tienen sus propias diferencias. Para el caso, la vicecanciller de Colombia las planteó el viernes, cuando denunció las violaciones a los derechos humanos en los tres países, Venezuela, Cuba y Nicaragua y llamó a "no enterrar" la OEA.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ