Gremio denuncia el asedio contra cuatro periodistas y dos medios en Nicaragua

Foto de referencia

Managua, 18 abr (EFE).- El movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) denunció este lunes que al menos cuatro periodistas y dos medios de comunicación han sufrido asedio por parte de la Policía Nacional, en el marco del cuarto aniversario de un levantamiento contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

"Alertamos a la comunidad internacional y al pueblo de Nicaragua que la prensa independiente continúa bajo ataque", señaló el PCIN en una declaración.

LEER MÁS: "Me duele respirar", el poemario que recuerda a las víctimas de Nicaragua

"Sólo hoy se han reportado al menos cuatro colegas bajo asedio, así como dos medios de comunicación", detalló.

                                               

El PCIN, que ha advertido sobre "un mayor deterioro" de las libertades en Nicaragua, "especialmente de la libertad de expresión y el derecho de asociación", indicó que se encuentran en "alerta permanente" debido a que "el periodismo independiente nicaragüense enfrenta una escalada represiva".

Organizaciones opositoras de Nicaragua y otras agrupaciones civiles conmemoraron este lunes el cuarto aniversario de las manifestaciones contra el Gobierno de Ortega, que comenzaron por unas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de su renuncia debido a que respondió con la fuerza.

SITUACIÓN DE LA PRENSA EN NICARAGUA

En ese contexto, el PCIN anunció que el próximo jueves recordará a tres periodistas caribeños nicaragüenses "que han perdido la vida por la represión" o por la covid-19, entre ellos Ángel Gahona, que murió de un disparo mientras daba cobertura a las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en abril de 2018.

En marzo pasado, ese gremio rechazó la decisión gubernamental "arbitraria" de cancelar la personalidad jurídica a la Asociación de Periodistas de Nicaragua "Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal", integrada en su mayoría por comunicadores críticos con el Gobierno sandinista.

También a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, y que cerró hace un año para no someterse a la Ley Reguladora de Agentes Extranjeros.

Además, demandó al Ejecutivo la devolución de los medios de comunicación que mantiene ocupados, entre ellos el diario La Prensa, el más antiguo del país.

Las autoridades mantienen ocupadas las redacciones del canal de televisión 100 % Noticias, el periódico digital Confidencial y del diario La Prensa, que dejó de circular en su versión impresa tras su registro y ahora circula vía internet.

CÁRCEL, EXILIO Y CIERRE DE MEDIOS

Asimismo, el PCIN exigió la "libertad inmediata" de los comunicadores Miguel Mendoza, Miguel Mora, Cristiana Chamorro, Jaime Arellano, Samanta Jirón y el gerente general de La Prensa, Juan Lorenzo Hollman.

Estos comunicadores fueron encarcelados en el marco de una ola de arrestos previa a las elecciones generales de noviembre pasado, en las que Ortega obtuvo una cuestionada nueva reelección, con sus principales contendientes en prisión, acusados por "traición a la patria".

Desde ese estallido social contra el Gobierno de Ortega, al menos 120 periodistas nicaragüenses han decidido irse al exilio, principalmente a Costa Rica, Estados Unidos y España, incluido el Premio Ortega y Gasset 2021, Carlos Fernando Chamorro, según datos del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

SEGUIR LEYENDO: Monseñor Álvarez denuncia ataque a ministra lectora "no hagan con fieles lo que quieren hacer conmigo"

Desde abril de 2018, las autoridades estatales han cerrado más de 20 medios locales y ejercen en la actualidad presiones económicas contra los canales de televisión 10 y 12 y la emisora Radio Corporación, según el organismo humanitario.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que el presidente Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ