Noticias NicaraguaPolíticaOpositor Javier Álvarez denuncia que policía ofrece liberar a sus familiares si se entrega en Chipote

Opositor Javier Álvarez denuncia que policía ofrece liberar a sus familiares si se entrega en Chipote

Opositor nicaragüense Javier Álvarez acusa a la dictadura en Nicaragua de estar ejecutando “una barbaridad” contra su familia y responsabiliza a los Ortega-Murillo por los daños físicos y sicológicos que pueden sufrir su esposa de la tercera edad y sobreviviente de cáncer, su hija y su yerno, todos encarcelados por el régimen
opositor javier alvarez zamora
Opositor en el exilio Javier Álvarez Zamora.
Captura de pantalla

El ciudadano nicaragüense Javier Álvarez Zamora, opositor al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, desde su exilio en Costa Rica, exigió a los dictadores que liberen a su familia que fue detenida ilegalmente el pasado 13 de septiembre y reto a que si tienen algo contra él, que lo busquen pero que no se enseñan cobardemente contra su esposa, su hija y su yerno.

Álvarez Zamora tuvo que exiliarse recientemente en Costa Rica ante el constante acoso de parte de agentes de la dictadura. En una entrevista con 100% Noticias el opositor acusó a la dictadura de estar cometiendo "una barbarie" contra su familia por el simple hecho de estar emparentados con él.

Denunció que el pasado 13 de septiembre, a eso de las 9 de la noche, un numeroso dispositivo policial ejecutó un allanamiento en la casa de su hija, Ana Carolina Álvarez Horvilleur, de 43 años para buscarlo y al no encontrarle a él ni a su hija que se encontraba de visita donde su mamá, los guardias de la dictadura procedieron a secuestrar a su yerno Félix Roiz Sotomayor.

Después de allanar la casa de su hija, las patrullas policiales se dirigieron a la vivienda de su esposa, Jeannine Horvilleur Cuadra, de 63 años, también buscándolo a él. Al no encontrarlo tampoco en esa vivienda, los policías se llevaron detenidas a su hija y su esposa, quienes además de ser nicaragüenses también poseen la nacionalidad francesa.

En su denuncia, el ciudadano ahora en el exilio denuncia que los agentes de la policía irrumpieron en su vivienda de manera arbitraria y sin orden judicial. "Es una brutal persecución y una cacería contra mí", declaró.

Lea: Javier Álvarez denuncia detención de su esposa e hija, ambas trasladadas al Chipote

"Es una barbarie (lo que comete el régimen), el primitivismo más acabado en los derechos humanos y el respeto a las personas. Estamos llegando a unos niveles de agresión insostenibles", denuncia Álvarez.

El opositor denunció además que tras más de 80 horas de detención ilegal contra sus familiares, no saben cómo están, no sabemos su estado de salud, si los han golpeado, si los han dejado dormir. "Son especialistas para llevar a los límites (de sufrimiento) a las personas con torturas psicológica ``, acusó.

Dijo sentirse "alarmadísimo, preocupado", por la situación que está atravesando su familia. "Exijo al Gobierno de Nicaragua y los hago responsables por cualquier daño físico y sicológico que ellos sufran", destacó.

"Exijo que liberen a mi esposa, a mi hija  y que liberen a mi yerno. Si tienen algo contra mí, que me busquen", insistió.

Asimismo señaló que solo después de mucha insistencia la Policía sandinista recibió algunas medicinas para su esposa. No así para su  yerno que padece una enfermedad esofágica por la cual ha sido intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones.

Mujer de la tercera edad y sobreviviente de cáncer

Álvarez detalló que su esposa tuvo una mastectomía por cáncer en el 2016. "Su estado de salud es de cuidado. Ha estado bajo vigilancia médica", indicó.

Denunció que, pese al estado de salud delicado de su esposa, los guardias del Chipote "no quisieron recibir los medicamentos que toma".

"Exijo que me reciban todas las medicinas que consumo mi esposa. Una mujer de la tercera edad, de 63 años. Paciente de cáncer. Que reciba la atención que merece toda persona aunque esté privado de libertad", agregó.

Al ser consultado del porqué la "cacería" que le ha montado el régimen, Alvarez aseguró que la dictadura ha actuado con odio contra él porque la Policía lo buscaba porque se había declarado opositor. "Yo no estoy de acuerdo con la dictadura", dijo.

El ortega suplicante

Recordó "como si fuera ayer", que en el 2006, cuando Ortega intentaba su regreso al poder, imploró al pueblo Nicaragüense que lo apoyaran para regresar a la presidencia.

"Por favor, denme la oportunidad de gobernar en paz". Dijo en aquella ocasión el ahora dictador Ortega. "se le dio esa oportunidad y se convirtió en una dictadura".

Criticó que "el Gobierno cree que puede destruir la vida de toda la población", no obstante, enfatizó que "los nicaragüenses tenemos derecho a vivir en democracia.

Ellos son los principales violadores de la Constitución. Han hecho pedazos la institucionalidad de este país"-

No regresará  Nicaragua

Javier Álvarez destacó que su salida al exilio se dio porque considera que su vida corre peligro a manos de la dictadura, razón por la cual ha decidido no regresar a Nicaragua hasta que haya garantías para su vida.

"No voy a regresar a Nicaragua porque mi vida corre peligro en el país. Hay odio contra mi persona que no sé de dónde sale porque nunca he comparecido a medios de comunicación dando declaraciones ni he firmado comunicado alguno. Reconozco que soy un opositor. No me gusta este régimen. Yo quiero una Nicaragua libre", afirmó.

La esposa y la hija de Álvarez poseen la nacionalidad francesa, razón por la cual ya habló con el embajador de Francia. "Ya la familia se ha puesto en comunicación con la representación diplomática francesa. Ya se remitió la comunicación a la Cancillería francesa y a las autoridades de la Unión Europea.

Aseguró el opositor que la dictadura no tiene nada de qué acusar a su esposa, a su hija y a su yerno. Son empresarios, trabajadores y nunca se han metido en política.

 "Yo soy el que ha actuado como opositor. Yo no soy delincuente. Ser opositor es un derecho que tiene cualquier ciudadano. Solo en las dictaduras más abyectas se considera delito ser opositor", expuso.

Para finalizar su entrevista, Álvarez pidió oraciones por su familia, por su esposa, su hija y su yerno y por todos los presos políticos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ