Jesuitas de América Latina y el Caribe piden aplicación de Carta Democrática para Nicaragua

Jesuitas de América Latina y el Caribe hicieron un llamado a la comunidad internacional para que manifieste su rechazo a la manera como el gobierno de Nicaragua a través de  la policía viene irrespetando los derechos civiles consagrados en la constitución nacional nicaragüense.

A través del comunicado Jesuitas señalan que la dictadura viene:

  1. Reprimiendo las manifestaciones de protesta pacífica,
  2. Provocando a las personas y grupos de la oposición para justificar su propia violencia
  3. Impidiendo los derechos de la libertad religiosa y de reunión
  4. Apresando y desapareciendo militantes de la oposición
  5. Acusando a sus opositores de delitos no cometidos
  6. Impidiendo labores humanitarias y actos de desobediencia civil pacífica
  7. Acusando falsa y calumniosamente a las autoridades católicas, entre otras.

Al mismo tiempo se declaró en solidaridad con el padre Edwin Román y con todas las madres de familia que ayunan en Masaya para pedir por sus hijos encarcelados sean liberados, así como con los 13 activistas detenidos recientemente por llevarles agua para paliar su huelga de hambre.

La compañía de Jesuitas condenó la toma de la catedral de Managua y las agresiones en contra del presbítero Rodolfo López y Sor Arelys  Guzmán, así como el asedio a las diversas parroquias, por lo cual solicitaron a Ortega ordene inmediatamente el cese del hostigamiento, agresión y violación de los derechos humanos y civiles de los miembros de la oposición y exhortan a todos los responsables del asedio a deponer sus posturas.

Por tanto, Jesuitas piden a la comunidad internacional garantizar el retorno democrático mediante la incidencia pública al respeto y inmediato a los derechos civiles consagrados en la constitución nacional como es la libertad de culto, movilización, protesta pacífica, organización política, libertdad de prensa e información, piden además la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA, para prevenir un desangre mayor entre el pueblo nicaraguense cansado de tanta oprsión, miseria, manipulación por parte régimen, así como para prevenir la intervención extranjera que quiera beneficiarse en ese momento de gravísima crisis política.

Leer más: Detención de activistas transmite una señal negativa, asegura alta representante de la Unión Europea

 

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUI