HOMBRE CONFIESA HABER ASESINADO A MENOR EN SALINERA DE CHINANDEGA

None
La Policía en Chinandega remitió a expediente del Ministerio Público, el caso de Julio César Mairena Escobar de 29 años de edad, por los cargos de homicidio, tras haberle dado muerte a un menor de 9 años el pasado lunes. Una de las pistas que perseguía la institución uniformada era la identidad de un hombre de unos 35 años, tras conocer el testimonio de cuatro testigos incluyendo el de un menor de 8 años de edad, quien estuvo cerca del asesino minutos antes que este cometiera el crimen contra el niño de 9 años. El menor llevaba dos horas sin regresar a la casa. Esto puso en alerta a su familia quien dio parte a las autoridades, pero fue hasta el día miércoles que dieron con su paradero. El niño estaba muerto, desnudo, en avanzado estado de descomposición y con signos de violencia. Todo hace indicar que la víctima había sido llevado con engaños al Playón “La Salinera”, luego que el homicida se lo encontrara en el camino cuando el menor iba a la venta en busca de un trigo y una recarga telefónica. Durante las investigaciones los agentes solo encontraron en la escena del crimen la bicicleta, las chinelas del pequeño, una camiseta del presunto autor y un trapo con manchas, el que se presume fue ocupado como mordaza para silenciar al pequeño al momento que su homicida lo atacaba. La comisionada mayor Fátima Flores, jefa de la Policía Nacional de Chinandega, informó en conferencia de prensa que tras el hallazgo del menor, un equipo de investigación se vio obligado a hacer uso del Identiquit o RH (Retrato Hablado) para identificar al presunto autor y dar con su paradero.

Descartan abuso

“No podemos dar mayores elementos para no contaminar el proceso investigativo, pero en el dictamen preliminar de Medicina Legal se descarta el abuso sexual. El niño muere por asfixia mecánica y el sujeto actuó solo”, informó la comisionada mayor Fátima Flores, jefa policial de Chinandega. Según el retrato, el hombre era de aspecto moreno, mediría 1,7 mts de altura, recio, cabello negro crespo suelto y oscilaba entre las edades de 35 a 40 años de edad. Características que permitieron la detención de varias personas con el aspecto del sujeto prófugo. Después de seis días de intenso trabajo policíaco, los investigadores lograron dar con el paradero de Mairena Escobar; quien fue intervenido en su casa ubicada en el barrio La Florida, Chinandega. Al verse descubierto, el homicida no le quedó más que confesar el horrendo crimen, justificando que el diablo se había apoderado de su alma, luego que consumió alcohol y drogas. Según las autoridades, el ahora detenido será procesado por el delito en la modalidad de homicidio. Los padres de pequeño agradecieron la rápida acción policial y aseguraron que estarán atentos al proceso judicial y condenatorio del hombre que causó la muerte de su retoño. Tn8