INVESTIGACIÓN DE MASACRE EN COSTA RICA BAJO HERMETISMO

Ya salió del hospital Enrique Baltodano, la adolecente y única sobreviviente de la masacre donde murieron 5 jóvenes universitarios el pasado 19 de enero en Liberia, Costa Rica; entre las víctimas, cuatro tenían ascendencia nicaragüense.   Según el diario La Nación de Costa Rica, la adolecente de 14 años estuvo internada en cuidados intensivos, luego de que fuera operada para suturar una profunda herida que tenía en el cuello, producto de las agresiones homicidas con un cuchillo. Al ser la única testigo, las autoridades prefieren no revelar en dónde se encuentra ahora, y evitar posibles represalias.   A dos semanas de la masacre, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) prefiere guardar silencio y no brindar más detalles de la investigación de este atroz crimen. Lo último que informaron las autoridades era que, en apariencia, un único hombre fue el que asesinó con un cuchillo de cocina a los estudiantes.   Para dar con su paradero, el OIJ difundió un retrato hablado del sospechoso, quien es un hombre de tez blanca, de unos 40 años de edad y con un tatuaje en el costado derecho de su espalda. El tatuaje representa la letra luna en japonés, con la salvedad de que está colocada de manera horizontal. El sujeto se muestra como una persona de carácter fuerte o violento.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ