SUEGRA NARRA CÓMO MATÓ A SU NUERA

Marcia Obando Ramírez, de 56 años, la principal sospechosa del asesinato de Claudia Pérez Mendoza, de 34 años, y quien supuestamente confesó haber matado a la fémina, narró a especialistas e investigadores de la Policía Nacional cómo privó de la vida a la víctima.

Según el medio Radio Ya, en el inicio de la reconstrucción del crimen, Marcia habló por tres horas y media el paso a paso de su supuesto crimen.

Obando dijo que Pérez, no aceptaba que su hijo Frank Antonio Ramírez, había terminado con ella, pues ya había iniciado relación con otra joven con quien procreó una hija. Supuestamente Claudia le pedía constantemente ayuda para desaparecer a la nueva pareja de Frank y a su hija.

Marcia cansada de la insistencia de su ex nuera, que la llamaba por teléfono a toda hora, y para calmarla y así ganar tiempo para planificar su muerte, le dijo que pondría en sus manos a la actual pareja de su hijo y a la niña.

Fue así que el pasado viernes Marcia citó a Claudia, en un predio baldío cercano a la terminal de la mini ruta 4 en el barrio Hialeah, Managua, donde le dijo que le llevaría a la mujer y a la niña. Ya en el lugar, Claudia se desesperó y le preguntó a su ex suegra a qué hora se las entregaría para matarlas, a lo que Marcia le dijo: “La verdad ya me tenés harta…mucho jodes”.

Posteriormente la golpeó con una piedra en la cabeza, Claudia semi inconsciente, sacó un cuchillo que llevaba escondido entre su ropa e intentó defenderse pero fue desarmada por Marcia, quien se lo clavó con tanta fuerza en el costado a Claudia, que este se rompió, luego sacó un desarmador que andaba y se lo clavó en más de 20 ocasiones hasta matarla.

Dejando muerta a Claudia, Marcia se marchó del lugar con las pertenencias de esta y se dirigió a buscar a su pareja Sergio Pérez, quien labora como vigilante y ayudante en los camiones areneros ubicados frente a la UCA, para entregarle las cosas de la víctima, mismas que el hombre, fue a vender al mercado Oriental y otras las quemó. Pérez, originario del municipio de San Rafael del Sur, tenía año y medio de convivir con Marcia, y apresado por la policía el sábado y trasladado a Auxilio Judicial.

Del hijo de Marcia, Frank Antonio Ramírez, el medio radial señala que podría quedar en libertad en las próximas horas, tras comprobarse que no tuvo participación en el asesinato.