Continúa persecución contra familia Montenegro de Wiwilí, Jinotega, Policía sandinista secuestra a uno de sus miembros

El día de ayer, miembros de la policía sandinista, secuestraron al ciudadano  Oliver José Montenegro Muñoz de 21 años de edad, en el municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega. 

Montenegro Muñoz,  fue interceptado por agentes policiales a eso de las 6 de la tarde del día de ayer 21 de junio, cuando viajaba, junto a su novia, desde su finca ubicada en la comunidad de La Esperanza de Kilambé hacia el poblado de Wiwilí. 

A primera hora de hoy,  fue trasladado hacia la ciudad de  Jinotega; aunque sus familiares desconocen los cargos que la policía le imputa. 

Puede Leer: FDN pide a gobierno de Estados Unidos apoyen iniciativa de designar al FSLN como una organización terrorista internacional

Oliver José Montenegro Muñoz, es hijo de Oliver Montenegro Centeno,  productor asesinado por un grupo de policías  y paramilitares sandinistas, dirigidos por  Martín Rugama, el 24 de enero del 2019,  en el municipio del Cuá. Lo emboscaron, lo acribillaron con 10 balas de escopetas y fusiles AK en su espalda, le hicieron heridas con arma blanca y le desbarataron el rostro y el cráneo con culata de escopeta, disparos en una pierna y un brazo e intentaron abrir su abdomen, según un testigo de la macabra escena.

El 27 de junio del 2019, a eso de las 06:00 de la tarde, fueron asesinados Edgar Montenegro Centeno y su  hijo Jalmar Zeledón, tío y primo de Oliver José Montenegro Muñoz, el municipio de Trojes, departamento de El Paraíso en el oriente de Honduras. 

Según informes de las fuentes en la zona fronteriza,  los nicaragüenses se conducían a bordo de una motocicleta, cuando fueron emboscados por sujetos armados que les dispararon con fusiles de alto alcance, hasta matarlos.

La policía y organismos de derechos humanos de Honduras se hicieron presentes al sitio en donde sucedió el crimen, documentaron el hecho y trasladaron los cuerpos hacia Tegucigalpa, capital de Honduras.

Organismos de derechos Humanos y la Iglesia Católica de Nicaragua y Honduras, realizaron gestiones para la repatriación de los cuerpos; mientras pobladores de la franja fronteriza reportaban fuerte presencia del ejército de Nicaragua y de la policía sandinista en la zona.

También Lea: Situación de Nicaragua será discutida en OEA este miércoles 24 de Junio

Edgar Montenegro, conocido como el comandante cabezón, era hermano del productor  Oliver Montenegro y fue miembro de la resistencia nicaragüense en los años 80. Era acusado por policía sandinista, de haber sido líder de los tranques de El Cuá y de Wiwilí,  en el año 2018, durante las protestas en contra de los carniceros del Carmen, al igual que lo acusaban de, supuestamente, haber asesinado con armas de fuego y armas blancas al policía voluntario Héctor Noel Moreno Centeno conocido como “el pasmado”, en la comunidad El Jicote, a cuatro kilómetros del municipio de Wiwilí, Jinotega, según la nota de prensa con código 111-2018 del 15 de septiembre 2018, emitida por la policía en la ciudad de Managua.

El  27 de agosto del 2019, un sujeto, asesinó con seis disparos  al ciudadano  Francisco Blandón Herrera, de 53 años de edad, quien era cuñado de Edgard y Oliver Montenegro Centeno  y tío político de Jalmar Zeledón y de Oliver José Montenegro Muñoz. 

En esa fecha, fuentes en la zona documentaron  que Blandón Herrera,  quien era  manager de la selección de béisbol de Wiwilí. se dirigía a bordo de una motocicleta, hacia el campo de béisbol de comunidad de San José Malecóncito, en ese mismo municipio, cuando fue interceptado por un sujeto que también se movilizaba en una moto. El hombre le disparó tres proyectiles provocando que cayera al piso en donde, nuevamente, le disparó tres veces.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ