Justicia: sujeto que asesinó a finquera en Estelí, es procesado en Costa Rica por matar a peruano

Un sujeto identificado con los apellidos Gutiérrez Alfaro sospechoso de descuartizar en el 2018 al comerciante peruano Walter Nelson Antay Rodríguez, de 52 años en Limón Costa Rica, luego de cometer otro crimen en Estelí, Nicaragua, está siendo procesado por la justicia costarricense. La Fiscalía Adjunta de Limón solicitó 60 años de cárcel en su contra.

Según el reporte del medio La Nación, los delitos que le atribuyen son homicidio calificado, uso de documento falso y falsedad ideológica este juicio comenzó desde el año pasado, pero se ha tenido que reprogramar por diversas razones y ahora está próximo a concluir.

Al parecer, entre el 1 de setiembre y el 12 de diciembre del 2018, Gutiérrez habría asesinado al comerciante Antay, tras dispararle en el tórax.

Recuerde Leer: Detienen a 86 migrantes indocumentados en México entre ellos nicaragüenses

Se cree que luego desmembró el cuerpo de la víctima y lo depositó en bolsas plásticas, para luego ocultarlo en un congelador que estaba en la casa de Antay, en barrio Los Cocos, Limón.

Se presume que, para desviar la atención de los familiares y amigos del ofendido, Gutiérrez les hizo creer que el comerciante se había ido y que lo había dejado a cargo de todas sus propiedades y de la custodia de su hijo, a quien también engañó.

Como Antay dejó de ser visto por su excompañera sentimental, a ella le entró la duda y pese a que ella recibía mensajes por WhatsApp que supuestamente escribía su compañero, decidió a poner una denuncia por desaparición el 27 de noviembre.

Esa denuncia fue la que permitió al OIJ averiguar la ola delictiva que aparentemente venía desarrollando Gutiérrez.

No hay crimen perfecto

El Diario La Nación indica que en el juicio, la Fiscalía señaló que el imputado Gutiérrez Alfaro habría elaborado un plan que le permitió apoderarse de los bienes y propiedades de la víctima sin levantar sospechas de nadie.

En las averiguaciones descubrieron que desde marzo del 2011, estando en Estelí, Nicaragua, el sospechoso dio muerte a Rita Raquel Rostrán Fajardo, nicaragüense que había sido pareja de Antay, y la sepultó en su propia vivienda.

Posterior a esa muerte, se presume que Gutiérrez, mediante datos falsos, suscribió en Nicaragua un poder que le permitiría hacerse cargo de los bienes y negocios de la ofendida y, además, se hizo cargo de la guarda y crianza de un menor, que la mujer había procreado con Antay.

Leer más: Nicaragüenses obligados a volver a su país por la covid-19 suman 113.777

Gutiérrez vendió la propiedad en Nicaragua y se dirigió a Costa Rica por puntos ciegos. 

En Nicaragua, el nuevo dueño de la propiedad iba a hacer unos arreglos y encontró los restos de Rostrán debajo de una loza de cemento, los cuales tenían unos cuatro años de estar enterrados.

                                              

En abril del 2016, el sospechoso ingresó a Costa Rica de manera irregular, en compañía del hijo de los ofendidos. Ambos llegaron a la casa de Antay, en Limón.

Sin levantar sospechas, Gutiérrez se habría ganado la confianza de Antay y se involucró en sus actividades comerciales, así como en su entorno social y familiar.

Como parte del plan, el 31 de julio del 2018, el sospechoso y otra de las personas imputadas en el juicio, apellidada González Rodríguez, habrían ido al Registro Civil de Limón.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ