Óscar de la Hoya está hospitalizado tras dar positivo a la covid-19, no peleará el 11 de septiembre

EFE

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- El exboxeador Óscar de la Hoya anunció desde una cama de hospital que dio positivo por COVID-19 y que no podrá pelear contra el excampeón de la UFC el brasileño Vitor Belfort el 11 de septiembre.

De la Hoya estaba listo para subir al cuadrilátero por primera vez desde una derrota por nocaut técnico en diciembre de 2008 ante el filipino Manny Pacquiao.

PUEDE LEER: Impugnan candidatura de Daniel Ortega y Rosario Murillo

El exboxeador, quien dice estar completamente vacunado, dio a conocer un vídeo en su cuenta de Twitter en la que informa de que dio positivo al coronavirus.

Ryan Kavanaugh, de Triller, dijo que Evander Holyfield aceptó los términos para intervenir y pelear contra Belfort. Holyfield tiene 58 años y no ha peleado desde una victoria por nocaut técnico en 2011 sobre Brian Nielsen.

                                               

La pelea entre De la Hoya y Belfort estaba programada para llevarse a cabo en el Staples Center de Los Ángeles, pero Triller planea celebrar la pelea entre Holyfield y Belfort en el Hard Rock Live en Hollywood (Florida), dado que la Comisión Atlética del Estado de California se negó a sancionar ese combate.

Quería subir al cuadrilátero 

"Estoy cansado, los entrenamientos son bastante fuertes. A los 48 años ya no es lo mismo entrenar que teniendo 25 años. Pero me siento muy bien físicamente. Emocionalmente estoy en paz. He estado entrenando fuerte para esta pelea desde hace seis meses. Así que sí, estoy cansado, pero la semana de la pelea voy a descansar el cuerpo, la mente y vamos a estar súper para la pelea", añadió de la Hoya esta semana previo a dar positivo del covid-19.

Además de una motivación personal para volver a subirse a un cuadrilátero 13 años después de su última pelea, De la Hoya, cuyo padre y abuelo también fueron boxeadores, tiene otra razón para regresar a la lona.

SIGA LEYENDO: Diputados encabezan lista de candidatos a comicios en Nicaragua

"En el boxeo, en el nivel más alto de este deporte, sí hay mucho jovencito que prefiere no pelear tan fuerte. No están pensando en el honor, en el legado, en ganar campeonatos mundiales para ser los mejores del mundo. Están pensando más en el negocio", dijo el boxeador estadounidense de origen mexicano.

De la Hoya añadió que ahora, "la mentalidad es diferente".

"No estoy diciendo que sea mala pero en mis tiempos el trabajo fuerte, la disciplina era todo. Era como 'te vas a coronar y ser una leyenda, vas a dejar un legado'. Mi consejo para muchos boxeadores y jovencitos es que no piensen en el negocio, en el dinero, no piensen en no levantarse temprano. Piensa en tu legado, en el honor del deporte. Y lo demás va a suceder, te va a seguir, el dinero, la fama, todo", declaró.

                                                 

De la Hoya profesa respeto hacia Belfort, conocido por la fuerza de su pegada, pero el angelino dijo que tenía ya definida su estrategia para el 11 de septiembre.

"Veo la pelea fuerte, porque él es un peso completo y yo jamás he peleado en un peso completo. Pega fuerte, sabe boxear, pero la estrategia es ser más inteligente que él. La rapidez yo la tengo. El poder lo tengo. Tengo quijada si me pega. No sé si me noquee, pero el aguante si lo tengo", explicó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ