El regreso de Tiger acapara la atención antes del comienzo del Masters

Augusta (Georgia, EEUU), 5 abr (EFE).- La estrella del golf mundial Tiger Woods, alejado de la competición desde febrero de 2021 como consecuencia de un gravísimo accidente de tráfico en el que casi perdió una pierna, ha llegado a Augusta National, la sede del primer grande del año, con el paso firme y dispuesto a repetir su victoria de 2019, la última de las cinco que atesora.

“De momento, siento que sí voy a jugar”, dijo Woods en una conferencia de prensa abarrotada de periodistas internacionales que no esperaban una recuperación y un regreso tan tempranos.

“Si me llegas a decir el año pasado cuando pasó el accidente que Tiger iba a jugar con lo que se hizo en la pierna, no me lo hubiese creído. Me sorprende que sea capaz de hacer esta camina tan dura”, dijo a EFE el español Jon Rahm durante su conferencia de prensa.

“Aunque no sabemos todavía si va a jugar o no, la posibilidad de que vuelva esta semana o una de las que viene es increíble. Tiger es único para el deporte del golf y atrae unas masas que otros no podemos”, agregó Rahm, confirmando la enorme expectación que ha generado el regreso de Woods.

“Lo que está haciendo Tiger es muy difícil. El año pasado tuve que infiltrarme solo para poder jugar. Es muy duro caminar y las horas antes y después del torneo se hacen días muy largos. Sé por lo que está pasando”, dijo a EFE el estadounidense Brooks Koepka, ganador de tres grandes, que jugó el Masters de 2021 dos semanas después de una operación de rodilla.

“Es sumamente difícil caminar en Augusta cuando no tienes las mismas piezas que solías tener. Es un grande, es Augusta y no importa cuánto te duela, buscas la manera. Si hay alguien que pueda hacerlo es él”, agregó Koepka sobre Tiger, ganador de 15 grandes.

Si se confirma su participación, Tiger Woods saldrá el jueves por la mañana a competir en su vigésimo cuarto Masters de Augusta junto con el sudafricano Louis Oosthuizen y el chileno Joaquín Niemann, que juega su tercer Masters.

“Cambia el torneo cuando Tiger está acá. Se siente en el público que va con otra actitud. Tiger aporta mucho al golf mundial y tenerlo aquí con nosotros es impagable”, comentó a EFE Niemann antes de saber que iba a compartir partido durante los primeros días con la estrella estadounidense.

“Después de verlo participar en un torneo de padres e hijos, me pareció increíble verle cómo se recuperó de las lesiones y vi posible que jugara en Augusta. Si ha venido es porque tienes planes de jugar”, comentó a EFE el mexicano número 15 del mundo, Abraham Ancer.

Ancer llega a su tercer Masters con molestias en la espalda, aunque con buenas sensaciones de juego. “Se ve que le está pegando suficiente largo y bastante sólido. El problema puede ser la recuperación después de caminar. Se ve que está mentalizado para ganar este torneo”, agregó Ancer.

Otro veterano bicampeón del Masters y referente de Tiger Woods, el español José María Olazábal, ha pasado varias veces por los contratiempos de graves lesiones durante su carrera.

“Lo principal es creer que puedes. Si tu condición física es suficientemente buena para entrenar y jugar, entonces tienes que creer otra vez, necesitas una fuerza mental interior que te dice que todavía puedes ganarles a todos”, dijo a EFE Olázabal, afirmando que Tiger la tiene.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ