Impacto del covid-19 en la economía enviará a miles de familias a la pobreza, advierte FUNIDES

LA PRENSA

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), Amcham y Funides realizaron un monitoreo de la economía a nivel internacional y el impacto del coronavirus en el mundo. 

Este jueves el Senado estadounidense consensuó un paquete de US$484 mil millones de fondos nuevos que probablemente serán aprobados hoy en el Congreso. El plan incluye US$310 mil millones en ayuda a pequeñas empresas que mantengan a sus empleados en nómina. 

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que el número de personas que podrían padecer hambre subiría de 135 a 250 millones dada las afectaciones del COVID-19. Los países que serán más afectados son Yemen, República Democrática del Congo, Afganistán, Venezuela, Haití, Etiopía, Sudán, Siria y Nigeria. Esto ocurriría, de acuerdo con el PMA, por: Aumento de la pobreza, disminución de producción de alimento, Existencia previa de escasez de alimento. 

Leer: Cámaras empresariales solicitan ajustar los precios de la energía eléctrica en Nicaragua

El presidente sudafricano anunció un paquete de ayuda económica por US$26 mil millones destinado a proteger a las empresas y a tres millones de trabajadores durante la pandemia. 

Dado el entorno de la caída del petróleo, Rystad Energy estima que 533 compañías estadounidenses de exploración/explotación petrolera estarían en bancarrota a finales de 2021 si se mantiene el precio de US$20 el barril. Si el precio baja a US$10 el barril, serían más de 1,100 empresas en bancarrota. El presidente Donald Trump está anuente a estructurar un paquete de alivio para las empresas estadounidenses del sector petróleo. 

Leer más: Precios bajos del petróleo crea un problema de almacenamiento sin precedentes, señala monitoreo de COSEP, AMCHAM y FUNIDES

A partir de esto, Funides considera que sobre la seguridad alimentaria, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas anunció la posibilidad de “hambrunas en proporciones bíblicas” producto de problemas económicos que derivan del COVID-19 ( y aspectos coyunturales para otros países). 

Este aspecto es de suma importancia para Nicaragua. La resiliencia económica de los hogares nicaragüenses está disminuida luego de dos años de recesión económica. El impacto por el canal externo (menores exportaciones, inversión extranjera, turismo y remesas) tendrá un impacto multiplicador sobre las familias nicaragüenses, enviando probablemente a miles de ellas hacia la pobreza.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ