NUEVO PRECIO ENERGÉTICO MEJORARÁ ECONOMÍA

La Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor, que fue aprobada ayer en la Asamblea Nacional, es un instrumento que abre una oportunidad a la competitividad del país, que busca la atracción de inversiones nacional y extranjera. “Lo que tenemos que esperar ahora es cuál va a ser el resultado, el impacto en los diferentes sectores, en la medida que las estructuras de costos permitan al país ser atractivas lo que va a generar es nuevo empleo”, manifestó ayer el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri. Sectores como el industrial celebraron ayer la iniciativa, porque toda baja que se haga a la tarifa de electricidad es “positiva”, dijo por su parte Rodrigo Caldera, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin). Para Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), lo positivo de la ley es que incorpora “el costo de producción de la energía” como uno de los factores para determinar la evolución de las tarifas. “Ahora vamos a ver qué elementos de los costos de la energía se van a incluir (…) No creemos que sea apropiado incluir la capacidad instalada, la capacidad de potencia que se cobra a todos los usuarios, que viene de un sistema anterior que se basaba en la necesidad de tener plantas”, manifestó Chamorro. Subsidio indefinido Por otro lado, la ley manda a congelar el monto presupuestado del subsidio para los usuarios que están en el rango de cero a 150 kilovatios hora al mes de manera indefinida. “Hay que ser en esto cuidadoso porque el subsidio se mantiene de manera indefinida, pero no es que en el caso de estas facturas no se está esperando que se vaya a reducir el 10% (por ejemplo)”, agregó Aguerri. El subsidio a la tarifa de electricidad en el país beneficia a 812,610 familias, que representan el 86.5% de los 939,374 usuarios que hasta noviembre de 2014 tenía registrado el ente regulador. En relación al 30% de ahorro que se va a pagar a la deuda, el Cosep plantea que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) abone al adeudo que “está generando costos financieros”. “De los US$190 millones aproximados que se habla hay de adeudo, entendemos, entre US$45 y US$50 millones que tienen un costo financiero, es decir, se está pagando interés”, añadió. Fuente: END