Economista recomienda al Banco Central a no actuar de forma clandestina

Agencias

El economista Néstor Avendaño aconsejó al Banco Central de Nicaragua (BCN) a “no actuar de forma clandestina” ante el anuncio, no oficial, de que la compra de dólares se debe hacer por escrito y  con 48 horas de anticipación.

De acuerdo a instituciones bancarias, esta nueva notificación se dio vía telefónica, una forma –para Avendaño- “bastante inapropiada”. “Esto debería ser una resolución del Consejo directivo del BC, y por supuesto, con base a esa resolución el presidente del Banco Central hubiera avisado a todos los bancos”, señaló el economista.

“El banco ha procedido en una forma muy inapropiada porque observa con mucha preocupación el desplome o la caída de las reservas internacionales que administra el mismo banco”, aseveró.

Avendaño explicó que en septiembre se dio una salida de los depósitos de las entidades bancarias de 187 millones de dólares, lo que “agudizó” la situación. Ante este panorama, los bancos comerciales tuvieron que comprar dólares al Banco Central para poder responderle a los depositantes. “¿Y de dónde toma el BC los dólares que vende? De las reservas”, expresó.

“En septiembre… la caída de las reservas fue mayor que la caída de los depósitos  de los bancos”, subrayó el economista. Hasta el 6 de septiembre, se registraba 2,400 millones de dólares en reservas.

Para Avendaño, la compra de dólares con anticipación solo genera desconfianza en el círculo bancario. “Me parece que Ovidio (presidente del BCN) no ha aprendido la lección: él debe contener la fuga, debe transmitir confianza a los agentes financieros pero él actúa de forma contraria”.

De acuerdo al especialista, la medida de 48 horas de anticipación “es un primer paso para amortiguar la caída de las reservas internacionales”, así como para establecer “un control de cambio”. “Esto implica un mayor desequilibrio en el sistema bancario comercial, todo por evitar el desplome de las reservas internacionales, que se podría evitar si hay una negociación política para resolver la crisis que nos tiene atascado desde abril”.