FMI agrava la proyección de contracción económica de Nicaragua

El Fondo Monetario Internacional publicó su declaración final sobre los hallazgos preliminares en la economía de Nicaragua tras su visita al país y decidió deteriorar aún más las proyecciones de contracción económica para los años 2019 y 2020.

Según las nuevas proyecciones, el Producto Interno Bruto de Nicaragua caerá este año 5.7 % y no el 5 % previsto inicialmente, mientras que para el próximo año anticipa un 1.2 % en lugar de -0.8 %. Para 2021 se espera que el crecimiento sea cero por ciento.

El economista Roger Arteaga plantea que el informe del FMI es, “una fotografía de la verdadera realidad de lo que está ocurriendo en la economía de Nicaragua, en primer lugar reconoce el Fondo Monetario que existe una total desconfianza de los inversionistas, del sector privado y de la cooperación internacional en el actual gobierno de Nicaragua, porque hace un llamado a recuperar esa confianza que se ha perdido”.

La caída de la confianza y las sanciones internacionales son los puntos vitales que refleja el FMI para deteriorar aún más las proyecciones de contracción económica dijo Arteaga a la VOA. Además la misión insistió en que las autoridades deben divulgar las estadísticas económicas, “lo cual es crítico para la confianza de inversionistas y consumidores y la credibilidad en las políticas”.

“Los disturbios sociales de abril del 2018 y sus consecuencias han causado una abrupta contracción económica”, comienza el FMI la introducción de su declaración, en el que seguidamente señala que la contracción este año será mayor que en el 2018, debido al “deterioro de la confianza y a las sanciones internacionales, las cuales agravaron las restricciones de financiamiento y redujeron la inversión, el empleo, y los indicadores sociales”.

La socióloga María Teresa Blandón explica a la Voz de América que el impacto del deterioro económico será severo sobre las poblaciones más vulnerables.

“La gente va a tener menos recursos para la alimentación, y con ellos se van a incrementar las tasas de desnutrición, van a tener menos capacidad de pagar servicios públicos muchos de ellos ya sin subsidios, lo que quiere decir que muchos de ellos se van a quedar sin energía eléctrica, y esto tiene un impacto sobre el nivel de vida”, manifestó Blandón.

No obstante, el gobierno de Nicaragua sostiene que la economía del país caerá este año entre 3.5 y 4.5 % mientras dice que la recuperación comenzará en 2020. En cifras, el gobierno espera este año 5,400 millones de dólares en exportaciones, unos 1,600 millones en remesas; 500 millones de dólares en turismo y otros 600 millones en inversión extranjera directa.

Leer más: CEPAL advierte tres años consecutivos de recesión económica para Nicaragua

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUI